14/3/12

NO-DO Afganistán.

Por suerte para nosotros: el mundo libre, la prensa apenas ha tenido en cuenta un desliz, que bien podría haber sido utilizado por todos los enemigos del eje del bien, con el único fin perverso de crear malestar entre la población.

En Afganistán un patriota estadounidense con problemas de sueño, probablemente provocados por los talibanes, salió a hacer un poco de deporte y disparó a varios terroristas en potencia, con tan mala fortuna que la mayoría murieron sin la menor consideración hacia el simpático integrante de la Organización humanitaria OTAN.

Algunos de sus compañeros tuvieron que retirar rápidamente los cuerpos para evitar que fueran violados y devorados por sus propios familiares, como es allí costumbre entre los salvajes.


Así mismo fuentes oficiales han informado para tranquilizar a la población mundial, que todos los civiles eran integristas, musulmanes y con toda probabilidad comunistas y homosexuales adoradores de Satán, no habiendo ninguna persona decente entre los fallecidos, y si bien algunos eran niños, "ya apuntaban maneras" comentó uno de los mandos militares respondiendo al respecto.

Se ha comunicado igualmente que al pobre patriota responsable de la chiquillada, encima de lo mal que lo pasó, le han hecho prometer que "no lo volverá ha hacer nunca, nunca, nunca" y han prometido dejarlo toda una semana sin postre. No olvidemos que este es uno de los pocos privilegios de que disfrutan estos heroicos defensores de la democracia y la libertad mundiales.

Los rencorosos exaltados integristas no han dudado en jurar venganza, ¿que otra cosa se puede esperar de estos salvajes y desagradecidos tercermundistas?.

12 comentarios:

  1. Menos mal que aquí pude leer la verdad de los hechos.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo sintonizada intereconomía, pero seguro que lo dicen más o menos también así.

      Eliminar
  2. Hombre! Muy buena entrada, jaj por un momento creí haber entrado en Libertad Digital ejej.
    Había una viñeta del genial Chumy Chumez que ponía algo así, no lo recuerdo exactamente: "Mira si serán agresivos éstos salvajes que hace años tenemos que ir allí a pelear contra ellos!"
    Éstos HDP no tienen perdon, pero así es la verdadera cara de ésos monstruos.
    No pasa nada,el mundo sigue girando, los dólares también y la gente muriendo a manos de esa escoria.
    Salutti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, ¿a quien le importa? en cabio seguro que el accidente de bus suizo sale en todos los telediarios, bueno, es que ellos pertenecen al mundo civilizado, es una pena que les pase algo malo.

      Eliminar
  3. jijiji..... ostras Piedra qué sentido del humor que tienes!! :) Buenísimo post!, además los medios de comunicación, dan "noticias" así (aunque no tan exagerado), la verdad es que uno no puede ni debe creer del todo lo que nos venden los medios de comunicación!. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Exagerado? Si los parados vamos en BMW y rechazamos empleos por no ir al barrio de al lado, me quedé bastante corto. :D

      Eliminar
  4. Un post muy realista. Has contado la verdad del caso sin pelo en la lengua. Asi son las cosas, y con estos defensores de la democracia nos enfrentamos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo he repeido lo que oigo constantemente. ;)

      Eliminar
  5. Muy buena. Seguro que el Hurtón-Garín también termina con un castigo cruel similar, como dejarle sin-Fanta una semana...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calla, calla, no seas cruel. ¡Que mentalidad tan enfermiza! :D :D

      Eliminar
  6. Eso tiene la culpa la droga, es que van endrogaos.
    Eso si, hijos de putas los hay a patadas y cuando tienen un arma en las manos....
    Muy buena entrada Piedra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi solo son monstruos fuera de control, pero creados al fin y al cabo por el sistema. Realmente ellos también son víctimas, puesto que sus desequilibrios han sido provocados intencionadamente para explotarlos de una manera concreta, que en determinado momento se ha escapado del control.

      Eliminar