16/9/12

Pérez-Reverte


Pérez-Reverte revoluciona las redes sociales en su “A ver si lo he entendido, presidente” y los bárbaros de Cavafis

“PARA ESTO, QUE NOS INVADAN LOS BÁRBAROS DE UNA PUTA VEZ. QUE TODO SE VAYA AL CARAJO Y EL SENTIDO COMÚN RECONOZCA A LOS SUYOS. SI QUEDAN”, CIERRA EL ESCRITOR

El escritor Arturo Pérez-Reverte
El escritor Arturo Pérez-Reverte
A ver si lo he entendido, señor presidente... Hasta por morirme debo pagar un 21 %... A ver si lo entiendo. Insisto.
Alemania tiene 80 millones de fulanos y 150.000 políticos. España, 47 millones y 445.000 políticos. Sin contar asesores, cómplices y colegas. O en Alemania faltan políticos, o aquí sobran. Si en Alemania faltan, apenas tengo nada que decir. Si en España sobran, tengo algunas preguntas. Señor presidente.
¿Para qué sirven 390 senadores (con la brillantez media y la eficacia política media de un Iñaki Anasagasti, por ejemplo)? Subpregunta: si un concejal de Villacantos del Botijo, por ejemplo, necesita contratar a 15 asesores... ¿Para qué puñetas sirve ese concejal, aparte de para dar de comer a numerosos compadres y parientes?
¿Para qué sirven 1.206 parlamentarios autonómicos y 1.031 diputados provinciales? ¿Sabe usted lo que cobra toda esa gente? ¿Y lo que come? Ese tinglado regional, repartido en diecisiete chiringuitos distintos, duplicados, nos cuesta al año 90.000 millones de euros. Con ahorrar sólo la mitad... Eche usted cuentas, señor presidente. Que yo soy de Letras.
En vista de eso, ¿cómo es posible que el Gobierno de este putiferio de sangüijuelas y sangüijuelos se la endiñe a las familias y no a ellos? Que en vez de sangrar a esa chusma, se le endiñe a la Dependencia, a la Sanidad, a la Educación, a la Cultura, al pequeño comercio? ¿A la gente que de verdad lucha y trabaja, en vez de a esa casta golfa, desvergonzada y manifiestamente incompetente?
A ese negocio autonómico absurdo e insostenible, del que tanta gentuza lleva viviendo holgadamente desde hace más de treinta años. 17 parlamentos, 17 defensores del pueblo, embajadas propias, empresas, instituciones. Negocios casi privados (o sin casi) con dinero público. El único consuelo es que a esa pandilla depredadora la hemos ido votando nosotros. No somos inocentes. Son proyección y criaturas nuestras.
Treinta años engordándolos con nuestra imbecilidad y abulia política. Cuando no con complicidad ciudadana directa: Valencia, Andalucía... Con unos tribunales de Justicia cuando no politizados o venales, a menudo lentos y abúlicos. El golfo, impune. Y el ciudadano, indefenso. Esos políticos de todo signo (hasta sindicalistas, rediós) puestos en cajas de ahorros para favorecer a partidos y amiguetes. Impunes, todos.
Me creeré a un presidente de Gobierno, sea del color que sea, cuando confiese públicamente que este Estado-disparate es insostenible. Cuando alguien diga, señor presidente, mirándonos a los ojos, "voy a luchar por un gran pacto de Estado con la oposición"; "me voy a cargar esta barbaridad, racionalizándola, reduciéndola, controlándola, adecuándola a lo real y necesario"; "voy a desmontarles el negocio a todos los que pueda. Y a los que no pueda, a limitárselo al máximo. A lo imprescindible"; "aquí hay dos autonomías históricas que tendrán algo más de cuartelillo, dentro de un orden. Y el resto, a mamarla a Parla".
"Y el que quiera entrar en política para servir al pueblo, que se lo pague de su bolsillo".
Pero dudo que haga eso, señor presidente. Es tan prisionero de su propia chusma político-autonómica como el PSOE lo es de la suya. Ese toque de jacobinismo es ya imposible. Tiene gracia. No paran de hablar de soberanía respecto a Europa quienes son incapaces de ejercerla en su propio país. Sobre sus políticos. Dicho en corto, señor presidente: no hay cojones. Seguirán pagándolo los mismos, cada vez más, y seguirán disfrutándolo los de siempre. El negocio autonómico beneficia a demasiada gente.
Usted, señor presidente, como la oposición si gobernara, como cualquiera que lo haga en España, seguirá yendo a lo fácil. A cargar a una población triturada, con cinco millones de parados, lo que no se atreven a cargar sobre sus desvergonzados socios y compadres. Seguirá haciéndonos aun más pobres, menos sanos, menos educados. Hasta el ocio para olvidarlo y la cultura para soportarlo serán imposibles.
Así que cuando lo pienso, a veces se me va la olla y me veo deseando una intervención exterior. Que le vayan a frau Merkel con derechos históricos, defensores del pueblo, inmersiones lingüísticas, embajadas y golferías autonómicas. De tanto reírse, le dará un ataque de hipo. De hippen, o como se diga allí.
Lo escribía el poeta Cavafis en Esperando a los bárbaros. Quizá los bárbaros traigan una solución, después de todo. Para esto, que nos invadan los bárbaros de una puta vez. Que todo se vaya al carajo y el Sentido Común reconozca a los suyos. Si quedan.
Recristo
. Qué a gusto me he quedado esta tarde, señor presidente. Lola acaba de abrir el bar. Esta noche me emborracho. Como Gardel en el tango.. Fiera venganza la del tiempo. Parece un título de Lope de Vega. Un tango adecuado para este pasaje".

 Fuente:
Pérez-Reverte revoluciona las redes sociales en su “A ver si lo he entendido, presidente” y los bárbaros de Cavafis - infoguadiato.com

27 comentarios:

  1. Se podrá decir máss alto o má bajo, pero más claro no.
    Yo estoy con Pérez reverte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera de nosotros lo pensamos y lo habríamos escrito de modo similar, pero dicho por una persona reconocida, queda más propio. ;)

      Eliminar
  2. Vaya por delante que este señor en general me crea sentimientos encontrados, arremete no sin razón contra la realidad que sufrimos, pero sin mojarse lo más mínimo "de un lado o de otro"... y eso generalmente me crea cierto tufillo.

    En cualquier caso este texto en concreto me parece excelente, esta frase "Alemania tiene 80 millones de fulanos y 150.000 políticos. España, 47 millones y 445.000 políticos." me parece realmente indicativa del problema de "parasitismo" que sufrimos los españoles...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es solo el principio de los problemas, pero mal principio.

      Eliminar
  3. Hola:
    En los tiempos que corren oportunistas populistas como Arturo Pérez Reverte hacen su agosto. Hasta Ynestrillas pasa por revolucionario diciendo “grandes verdades”.
    Cuando aparece uno de estos “denunciadores” habría que preguntarse de donde vienen y a donde van… y Pérez Reverte viene de hacer de corresponsal de guerra, de presentar un programa parapolicial (Código uno, si no mal recuerdo) para luego reciclarse de escritor. Su hermano es un inspector de policía que, si no mal recuerdo, cumple condena de 75 años por asesinar a atracadores (caso Nani). Sí, Arturo no tiene culpa de lo que ha hecho su hermano, pero el hecho, teniendo en cuenta su trayectoria profesional, da una idea de donde viene. Y en cuanto adonde va… al comunismo, desde luego que no. Cuidado con estos pájaros.
    Saludos,
    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, he leído alguno de sus libros, pero nunca me he preocupado de su vida personal.
      De cualquier modo suscribo lo dicho, que sincero o no, es muy real y actual.
      Se agradece la información.

      Eliminar
    2. Llamaría oportunistas populistas a otros. Aunque difiero de Pérez-Reverte en otros asuntos, me parece que dice verdades como puños. Me parece que a usted Pedro le sobra demagogia.

      Eliminar
  4. Me ha llamado la atención lo de "que nos invadan los bárbaros" a cuento de que en la novela de ciencia ficción que me estoy leyendo ahora, de Larry Niven, el protagonista, que viaja por el espacio en una nave controlada por un ordenador de conciencia humana, le cuenta a la máquina una historia sobre los Imperios formados por "monopolio del agua".
    Dice que esos imperios, que controlan los recursos básicos, son invencibles... hasta que llegan los bárbaros.
    El problema, concluye, es que el Estado Mundial actual no tiene bárbaros que lo destruyan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nuestro problema es que todos son, somos demasiado bárbaros, así nos va.

      Eliminar
    2. Yo entiendo los bárbaros como sujetos fuera del sistema, libres de sus normas, adoctrinamientos, tabúes y dependencias, independientes de él. Nada que ver con nosotros.
      Criticar al sistema o autodefinirse como fuera de él no demuestra que uno sea un bárbaro, de hecho lo hacemos todos. Eso es simplemente hablar.

      La globalización está acabando con los últimos bárbaros incorporándolos y combatiendo a los reductos que se resisten. El imperio destruye a sus bárbaros o los asimila, y así se asegura su continuidad.

      Eliminar
    3. Era un juego de palabras Bárbaro-bruto. Los bárbaros era como denominaban los Romanos al resto del mundo, a su tiempo, la decadencia romana permitió que esos bárbaros consiguieran dominarlos, tiempo y todo llegará.

      Eliminar
  5. Herel. Tengo esa novela y también se me ha pasado por la cabeza lo del monopolio del agua.

    Piedra: Reverte expresa perfectamente lo que pienso yo de como estamos. Esto de la España de las autonomías sería el descojono de no ser porque es de verdad. Pufff. Esto no tiene remedio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que te equivoques y si lo tenga. ;)

      Eliminar
  6. El reverte este es un fascista, se ha delatado cuando ha dicho que los póliticos no tienen que cobrar, que tienen que trabajar gratis. ¿quienes se pueden permitir trabajar gratis? Gordillo no, Aguita tampoco, ni siquiera Rubalcaba. La pólitica sería de los ricos si eso fuera así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no es lo peor que ha dicho, prefiero quedarme con el resto del mensaje/rabieta.
      Es cierto que sin sueldo solo habría políticos que pudieran permitirselo, pero también es cierto que si tuvieran unos sueldos, de trabajador medio, habría menos interesados y más vocación. (Igual con médicos, abogados, etc.).

      Eliminar
  7. Yo tambien creo que Reverte es un fascista redomado (por algo es académico), pero eso no quiere decir que los fachas de vez en cuando digan verdades. En este caso, y hay que reconocer que escribe bien, las dice y ademas de forma irónica y ácida, y eso siempre es de agradecer. De todos modos, la esquizofrenia de los fascistoides españoles debe de estar a punto de estallar, porque ahora tienen que criticarase a si mismos, despues de tanto esfuerzo, mentiras, y jaleo durante el gobierno de ZP responsabilizandole de todo lo malo en España... Ahora, cuando vemos que ZP y Rajoy son practicamente la misma clase de patanes peligrosos, al menos podrian pedir perdon por el circo mediatico en el que tanto facha participó.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, quedémonos con lo que dijo, en lugar de quien lo dijo.

      Eliminar
  8. Un mensaje ciertamente lógico, aunque sepultado por la realidad, una realidad con el piloto automático de la cara dura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, a ver si eso de repetir el mensaje nos funciona a nosotros y va calando en la población.

      Eliminar
  9. La verdad es que criticar el invento autonómico es una auténtica temeridad en esta nación de naciones!!. La "izquierda" se ha pringao más en la defensa de este invento burgués que en la Lucha de Clases...que no tardó en abandonar a su suerte...mala, por cierto.
    Es normal -por no decir anormal- que la gente tache de fascista a un tipo -o dos- que aún tenga cojones de decir lo que piensa al respecto.
    A mi esta parrafada de Reverte me parece un monumento al sentido común...por lo mismo que digo que no hay mayor insensatez que ver a alguien de "izquierdas" abanderar los intereses de los nacionalistas burgueses y su Estado de las Autonomías...mientras que por el ano de la Noséquécracia nos metían cantidades industriales de C-4 desregulador del Estado Social y Democrático.
    No sé que es más pernicioso...si un tipo con sentido común al que desde la "izquierda" tachan de fascista por una cuestión como ésta...o un supuesto izquierdista desclasado empeñado en dividir los intereses comunes de todos los trabajadores con banderitas de colores. Bueno, sí lo sé, lo acabo de decir.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que por lo que aquí dice, nadie puede tacharlo de fascista, muy al contrario.
      Y si es por otro asunto, yo me limito a suscribir el discurso ahora presentado.
      Defender o hasta aceptar las autonomías es como mínimo negar el modelo federal, o cualquier otro. Pero exigir la autodeterminación de cualquier territorio es igualmente estúpido para quien supuestamente desea un mundo sin fronteras.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Este escritor no me cae bien, también creo que es otro que se sube al carro ahora con ciertas opiniones, pero es un fachas.De todos modos,si lo que dice está bien, está bien.
    Yo también anteriormente copié y difundí un texto atribuído a él.

    ResponderEliminar
  11. A mi me gustan los libros suyos que he leído y estoy de acuerdo con la mayor parte de lo que ha puesto aquí, creo que lo demás...

    ResponderEliminar
  12. No hay mal que por bien no venga. Si algo positivo tiene una intervención europea, eso es el seguimiento al que se va a ver expuesto tanto cabrón. Claro, otra cuestión ya es si los que le ponen el cascabel al gato son de fiar.

    ResponderEliminar
  13. A mi no me interesa la ideología de este hombre, mientras diga verdades como puños. Estoy de acuerdo con este texto. Ya está bien, por favor!!..En lugar de una manifestación como la del dia 15,(que pasó sin pena ni gloria), Huelgas y Huelgas!!..A ver si escuchan al pueblo de una vez!!..
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor que que nos tengan que escuchar, actuar por nosotros mismos eliminando esos parásitos intermediarios que no producen y se llevan todo el beneficio de nuestro esfuerzo.

      Eliminar