18/1/14

Terroristas legales.

Cuando los terroristas trabajan para el estado, este los cuida y los protege. Este es el caso del asesino Emilio Hellín Moro, orgulloso militante de fuerza nueva y sicario del estado que cuenta entre sus proezas haber asesinado a una peligrosa estudiante de 19 años en 1980, Yolanda Gonzalez, por lo que fue condenado a 43 años de prisión, de la cual le ayudaron a evadirse a los pocos años y a huir a Paraguay donde lo acogió  calurosamente el dictador Stroessner (otro asesino hijo de puta).

En 1996 como la tierra tira mucho y paraguay ya no era tan guay (se había llenado de rojos), se vino de vuelta y tras un ingenioso cambio de nombre, Luis Enrique Helling, (¿quien lo reconocería?) comenzó... retomó su antigua vida al servicio de papá estado que no deja de encargarle chapucillas para que el hombre pueda ir tirando: que si asesor de la policía, que si de los Mossos, que si de los civiles...
Total, que se sepa entre 2006 y 2011 se llevó 140.000 € por 15 contratos con las fuerzas represivas del estado.

Resulta que en una de tantas funciones organizadas para mantener el interés de la audiencia (...lejos de otras cosas) 
-Si, esa con niños asesinados por el padre y madre destrozada por la desgarradora, y a su pesar, mediática tragedia, ocurrió que la acusación particular contrató a un técnico que no resultó ser otro que nuestro simpático asesino ultra derechista, el ahora camuflado Helling, antes Hellín, (quien lo iba a decir). Total como ya se sabe que en este país hay mucho alarmista y mucho tiquis miquis, que si mató a este, que si torturó aquel, que si mire usté, que si no puede ser...En fin que no dejan al pobre asesino tranquilo y ya se sabe que con esta gente es mejor no jugar demasiado, que se enciegan y termina pasando lo que termina pasando.
El gobierno ha tenido que asegurar que "se investigará" -Se ve que no sabían nada, claro... se cambió el nombre y tal... 
De cualquier modo lo que más me sorprende es que también dejaron claro que ya había cumplido el total de su condena, pero como yo debo ser de letras, pues no me salen los 43 años desde 1980, con evasión incluida y currando para los milicos desde el 96, aunque en ningún momento quiero dejar por mentiroso al portavoz del ministerio de interior, solo faltaría, es que me perdí con esto de la doctrina Parrot, pero eso solo es para los otros terroristas, los amateur.

6 comentarios:

  1. Impecable. Contundente. E irrefutable.
    Los dos vídeos, a pesar de su concisa brevedad, o tal vez precisamente por ella, rubrican de manera inapelable la argumentación de lo que aquí se expone.
    Es sabido que el Estado, en un régimen democrático representativo, detenta el monopolio y la administración de la violencia, cosa con la que yo, como anarquista que soy, no estoy de acuerdo. Pero incluso siendo legalmente así, ese monopolio está sujeto a la ley, a unas normas que limitan y condicionan dicho monopolio, y es esa ley, dichas normas y dichos límites los que en el caso aquí expuesto, como en otros muchos, han sido impunemente violados por el Estado.
    Si ya es algo inadmisible y vergonzoso que en una "partida de ajedrez" a uno de los contrincantes se le prive de una gran parte de sus figuras, y que a esa ventaja sume el aventajado la de cambiar las reglas del juego a conveniencia, eso es algo que priva al prepotente tramposo de de la más mínima legitimidad.
    Pero esto es algo que arrastramos desde la Transición: no hubo auténtico diálogo, acuerdo ni reconciliación, hubo una imposición basada en el miedo y la fuerza. Y en esas seguimos.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si lo es en un régimen "democrático", en el resto...
      Hubo una imposición y un perdón inmerecido (amnistía) que dejó a todos los asesinos en los mismos puestos para continuar las mismas labores.

      Salud!

      Eliminar
  2. Esta escoria como tantos otros en la más completa impunidad; es lo que tiene vivir en un régimen borbónico parido por las tripas del criminal de El Ferrol y todo muy bien protegido por alemanes y norteamericanos. Los que lucharon por la democracia, por la revolución muertos en las cunetas.
    Aquí estamos viviendo en una cleptocracia fascista. Durante los primeros años de la Traición hacia el neofranquismo cientos de personas fueron asesinadas en nombre de este estado de desecho mientras se intentaba adoctrinar al pueblo para narcotizarlos y ver que vivían en el mejor de los mundos capitalistas posibles... Y así estamos...
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que nos queda que es lo peor.

      Salud!

      Eliminar
  3. Los peores terroristas no son estos mercenarios que solo apretan el gatillo por dinero, miserables pero incapaces de dirigir su propio destino, sino los que les ocultan, pagan, y mantienen para que hagan de mamporreros del crimen. En Espana los peores y mas peligrosos terroristas son los que ocupan las altas instituciones del estado y los que dirigen los consejos de administracion multinacionales.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, aunque aquellos también necesitan de estos para que les hagan el trabajo sucio, no pueden existir los unos sin los otros.

      Saludos.

      Eliminar