17/1/11

¿Sabes vivir?

Hay quien cuando se pregunta qué es la vida, qué sentido tiene, una vez encuentra una respuesta que le satisface, no se atreve a preguntarse, qué sentido tiene entonces la muerte.

No saber morir puede impedirnos vivir plenamente, nuestra cultura, nuestro sistema, nos enseña y nos anima a vivir, nos educan para ser buenos ciudadanos y disfrutar de la vida al máximo, pero no nos preparan para la muerte, el último paso inevitable y para algunos tan terrible y terrorífico.
La propia medicina (occidental) ve a la muerte como el enemigo a vencer, el fracaso de los médicos que no pueden con ella.
La muerte solo es un estado más de nuestra existencia que nos aparta del mundo que conocemos en el estado de "vida" pero nos abre la puerta de un nuevo modo de existencia, en que nuestra esencia perdura mas allá de la materia que antes le servía de sustento.

 

26 comentarios:

  1. Como le dice a la religiosa: La leña se consume, pero a mí no me importa si da buen fuego...
    Un documental fantástico.
    Buena elección!

    Salu2

    ResponderEliminar
  2. El ser humano, una vez que toma consciencia de la vida, no hay nada en su cerebro que le prepare para la muerte, de hecho el cuerpo humano se regenera constantemente y cuando sufre una herida actúa para lo mismo, en igual caso con las enfermedades, activa mecanismos para defenderse de la agresión, en definitiva podríamos concluir que es una perfecta máquina con un soporte vital ingenioso, incopiable (no me refiero a la reproducción). ¿porqué ésta máquina se deteriora y degrada, hasta perder esa energía que diferencia a un cuerpo activo de otro inerte?.
    Cada uno adopta las filosofías existentes que más le place. Pero es un hecho, que el ser humano ama la vida y se apega a ella, por eso puede llegar a asustarle la muerte, porque ve en ella la inexistencia cuando presencia la marcha de un ser querido, se añora el hacer y actuar junto a su presencia del que yace sin vida. ¿Hay vida mas allá de la muerte, otra dimensión?, yo preguntaría ¿quién de los vivos han ido y regresado para contarnos lo que exista?.
    No deja de ser, bajo mi punto de vista, la férrea indisposición ante la muerte, quisieramos pensar que nuestra vida se prolonga en otras dimensiones, en definitiva que no morimos, y eso no deja de mostrar lo que nos puede (a unos más y a otros menos) asustar la muerte.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, a mi me sirvió bastante. Espero que a los demás también.

    ResponderEliminar
  4. Juan: No es así en todas las culturas, ni siquiera todas las religiones.
    Hay filosofías que entienden la muerte como una parte mas de la existencia y viven de ese modo la "vida".

    Preguntas que quien ha muerto y ha podido volver para contarlo, y yo te diría que si, que hay quien lo ha hecho literalmente, de forma voluntaria y de forma accidental.
    Hay miles de casos documentados de experiencias cercanas a la muerte, muerte clínica en la que tras unos minutos el paciente vuelve a la vida teniendo consciencia de lo que ha ocurrido durante ese espacio de tiempo.
    También hay muchas historias en las que mas allá de poder creerlas o no, se habla de apariciones o contactos con seres fallecidos.
    Cuando tienes alguna experiencia de ese tipo, sabes si es real, cuando lo vives, no te queda ninguna duda, porque hay algo en tu interior que lo reconoce como algo natural, que ya conoce y le resulta familiar, una sensación que recuerdas y que te transforma puesto que entiendes la vida de una forma completamente diferente.

    ResponderEliminar
  5. Agradezco la conversación, Piedra, y he de ratificarme en una frase que dije en mi anterior comentario: Cada uno adopta las filosofías existentes que más le place.
    Yo sería más incisivo, si me lo permites, te preguntaría ¿tu eres cristiano, de los seguidores de Cristo que dice la bilbia?, si quieres me respondes o no, y después te contestaré algo interesante.

    ResponderEliminar
  6. No comparto tu optimismo a ese respecto. La muerte es el final de la vida. No es otra fase de la vida.

    Vamos a pensarlo de otra forma: ¿Te preocupó el hecho de no estar vivo desde el big bang hasta la fecha que tomaste conciencia de tí mismo?. Bueno, pues tal vez lo que hay que hacer es asumir que esto un día se acaba y punto.

    ResponderEliminar
  7. En el libro Caballo de Troya leí una frase que no he olvidado nunca: La vida es un puente, pasad por él pero no os instaléis en él :-)

    ResponderEliminar
  8. Se supone que la religión nació para paliar los efectos de la muerte, pero, respecto a la religión católica, no hay nada que muestre que la muerte es definitiva que un cementerio de su culto. En el fondo, ni nosotros mismos somos capaces de engañarnos.

    ResponderEliminar
  9. Piedra, éstas personas que han estado en la situación de muerte clínica, y a los pocos minutos han reaccionado, con sinceridad, no creo que en ese estado hayan viajado más allá de la vida, eso del túnel con la luz blanca y demás, Yo, personalmente lo he experimentado, cuando sufrí mi accidente (de tráfico por cierto), y perdí tal cantidad de sangre, que los médicos asombrados, decían que la que me quedaba en el cuerpo, era la mínima que se le medía a un cadáver, y yo aún vivía, por supuesto tuvieron que reanimarme para no irme de verdad. Respecto de ese trance, te diré (con conocimiento de causa), que se produce por una sensación de bienestar, dentro de la gravedad, porque te sientes flotar en la inconciencia, es como si vieras pero sin ver, tu subconsciente está activo, pues hacía pocas horas antes, estaba perfectamente sano, esa es mi experiencia y mi opinión, en cuanto a los que "resucitan" que estuvieran muertos clínicamente, no quiere decir que lo estuvieran realmente, hay un letargo de inactividad, pero no están muertos, y creeme yo he visto esa "luz" y no me saludó nadie al otro lado.

    Saludos de amigo.

    ResponderEliminar
  10. Juan: Fui como la mayoría criado en un ambiente cristiano, pero no soy creyente ni practicante, no creo en la figura histórica de Jesús, aunque respete su mensaje.
    A ti tu experiencia quizás no te afectó demasiado, hay casos en los que cambia la vida por completo.
    Yo he tenido otra serie de experiencias, pero la mayoría de ellas me han revelado unos "recuerdos" que me han confirmado lo que iba poco a poco investigando.

    ResponderEliminar
  11. Pepe deapié: Es que me fui un poco del tema de la peli, se crea o no en que haya algo más, hay que vivir el presente, disfrutar la vida y ser lo mas persona que se pueda.

    Vir: Efectivamente, el aferrarse a la vida, solo hace mas penosa la muerte, que por otro lado es inevitable.

    Pepe cahiers: Como toda religión establecida, se acepta por imposición no por descubrimiento personal, así que creo que por eso ninguna puede satisfacer a todos sus creyentes. Aceptan dogmas, pero las respuestas se las han dado otros, no las encuentran ellos mismos, a veces se necesita toda una vida para tener una respuesta, o simplemente para poder hacer una pregunta, pero cada cual debe buscar y encontrar el camino por él mismo.(aunque se valga de maestros para ello)

    ResponderEliminar
  12. Piedra, en nuestra época, es paradójica la situación que vivimos, cuanto más conocimiento y acceso al mismo, tenemos, más ponemos en tela de juicio las cosas, que debiera ser justamente a la inversa. Que no creyeras en el mensaje de Jesús, lo entendería, pero en su figura histórica...?, cuando hay registros y no solo bíblicos, de su presencia fechada y ubicada, me sorprende tu criterio, es negar la historia, y si puestos a dudar, dudamos de lo que no vemos y tocamos, apañados estamos. El hacerte la pregunta es por una razón simple, el cristianismo de hoy (desde hace algún tiempo), fundamentado en los escritos bíblicos, está muy alejado de los preceptos que debieran seguir e inculcar, no siguen ni hacen lo que Jesús vino a enseñar, si tienes una biblia, lee Eclesiastés cap.9 vers. 5,6 y 10, verás qué es lo que podía opinar Jesús, de lo que se hallaba escrito en el entonces antiguo testamento sobre la muerte y los muertos. La religión ha desvirtuado la enseñanza y los principios de la misma que eran puros, ajustándola a interés del momento y mezclándola con ritos paganos por la misma razón, consiguiendo con esto la proliferación de nuevas ideas y fes, donde encontrar la enseñanza primaria entremezclada con las demás, ha servido para el descontento y desprecio hacia éstas de la mayoría, incluida la válida. Este es un tema bastante profundo donde da para mucho más que comentarlo sucintamente en una breve intervención.
    Dices que mi experiencia, no me afectó lo suficiente como para aceptar lo que otros dicen al respecto, pues me sigo ratificando en lo mismo, Piedra, y es que cada uno acepta, cree y se vuelca, hacia aquello que le llama más la atención y le fascina en cierto modo, teniendo predisposición hacia ello, de alguna manera quieres creer en lo que no existe evidencia ni histórica ni científica ni de ninguna otra materia, solo por el testimonio de quienes dicen haberlo vivido, no te llena lo suficiente lo que te cuento de la mía (que me parece muy bien), porque no redunda en lo que te es afín, y por contra dices no creer en lo que sí está evidenciado....., no digo nada, tú mismo. Pero creo que la verdad se busca en la razón y con la razón, máxime que tenemos materia dónde indagar, y no para que ésta ventaja sea precisamente el pretexto para no hacer nada, por el trabajo que pudiera representar, vaya vida más absurda la de quien se la pase buscando respuestas desde la comodidad de un sillón o la distracción de la futilidad.

    Abrazos de amigo.

    ResponderEliminar
  13. Interesantísimo. Esta semana vi la peli "Más allá de la vida", con Matt Damon y me quedé pensando seriamente en eso de conectarse con el más allá, con seres queridos y demás. Sé de esos casos clínicos de personas que regresaron.
    No lo sé, a mi me cuesta creer. Nunca digo nunca, pero no me ha tocado. Supongo que es una puja constante entre lo que nos enseñan y vemos y lo que descubrimos con los años pero no vemos.
    Me hiciste pensar en Kant.
    Un beso, Piedra.

    PD: La peli de Damon, altamente recomendable.
    PD2: El documental no tengo tiempo de verlo ahora, pero lo haré. Lo prometo. Gracias por subirlo.

    ResponderEliminar
  14. Buenas tardes, Piedra.
    Realmente interesante la entrada de hoy; da para un largo y entretenido debate. Me quedo con una frase atribuida a Buda: "La vida es un viaje, la muerte es un retorno a la tierra".
    Volver al origen nunca puede ser malo, sin embargo, a nuestra mente (porque es con los ojos de la mente con los que miramos a la muerte) le aterra lo desconocido, las disoluciones, el silencio.

    ResponderEliminar
  15. Juan: Ante todo aclarar que no pretendo convencer a nadie, solo dialogar, pelearme sanamente cambiando ideas y posturas. Sobre al existencia de Jesús no existen pruebas reales mas allá de la propia iglesia.
    Los pocos historiadores que lo citan lo hacen vagamente o de forma indirecta, un poco absurdo para algo que en ese momento hubiera tenido tanta repercusión.
    En fin, como he escrito sobre esto tantas veces, te dejo un enlace, es interesante y se explican mejor que yo, eso seguro.

    http://www.sindioses.org/examenreligiones/jesus.html

    Una cosa como dije es creer en él y otra en su mensaje.

    El propio cristianismo, si eres capaz de aceptar la historia mas allá de lo que nos venden, son ritos heredados de religiones anteriores y aglutinados al gusto del momento. Pero insisto, la esencia es buena, aunque el uso que se ha hecho de ella no lo sea.

    ResponderEliminar
  16. Chica de la farmacia: Aun no vi esa peli, (estaba subtitulada en el cinetube, :P bueno o pagar por verla en el cine...)

    Cuesta creer, dependiendo de la experiencia personal, en mi casa las "cosas raras" eran algo bastante normal y he pasado también muchos años buscando y estudiando casos relacionados con esto, a base de libros y kilómetros.
    Cuanto mas conoces mas te desconcierta y mas evidente es que hay algo mas y que no se puede estar seguro de el que.

    ResponderEliminar
  17. Jodidos (M. y S.): El miedo nos ha mantenido vivos durante muchos años... en las cavernas, pero hoy día es un lastre del que debemos liberarnos.

    El miedo siempre ha sido usado por el poder y la religión para mantener la sumisión.
    En la edad media, los monjes usaban calaveras, demonios, gargolas y demás símbolos terrorificos como adornos en sus monasterios e iglesias, como forma de familiarizarse con ellos, de vencer al miedo a lo desconocido, a lo oscuro. No teniendo miedo a esos "demonios" podían vencerlos.

    ResponderEliminar
  18. Haber Piedra, en ningún momento, he entendido que éste dialogo donde compartimos criterios y opiniones, sea con el interés de convencer a nadie, creo que te he mencionado el concepto por lo menos tres veces, y ésta cuatro, que cada uno acepta lo que cree que le interesa y le atrae y le convence.
    Solo dialogamos sobre conceptos, unos etéreos y otros históricos, para mí es un placer compartir conocimientos en la sana intención de aprender o descubrir, cuando menos, compartir, considerando a todos mis interlocutores, amigos de interesantes tertulias.
    Te he de decir, Piedra, que yo no soy defensor de la ideología católica, aunque nací y me criaron en ella como a ti, de adulto he indagado sobre fes varias, solo un poco, llegando a mi propia conclusión personal y no marcada por religión alguna, creo en todas sin creer en ninguna.
    El muy interesante tema que has propuesto, sobre la vida y la muerte, lleva inevitablemente a tratar los aspectos de creencias religiosas, porque prepondera la visión y criterio de cada uno y, compartirlo me parece genial, sin que ello deba llevar a la indeseada falta de educación y civismo, que propicia insultos y descalificaciones ante falta de argumentos o ausencia de conocimiento para rebatirlos. Yo no me hallo entre tales, como considero que tú tampoco, sintiéndome cómodo en tu "casa" (blog) y por mientras a vos le plazca.

    Sobre el tema Jesucristo, hay evidencia de que existió y no solo por la iglesia, en la época romana en la que apareció en escena, hay por lo menos cuatro historiadores romanos que lo mencionan a saber: Flavio Josefo, Plinio el Joven, Tácito y Suetonio.
    No se trata de que compartieran o no sus predicas, sino más bien que lo situaban en la escena de ese tiempo, por lo tanto existió, luego, está el registro bíblico de lo que fué su labor y dichos (para mi concepto, de efectos muy buenos para la humanidad), de tanta importancia que transformó y afectó a una gran parte de la humanidad. Mohandas Gandhi dijo sobre Jesús de Nazaret: "Considero a Jesús de Nazaret uno de los mayores maestros que han existido. [...] Diré a los hindúes que la vida no está completa a menos que se estudien con reverencia las enseñanzas de Jesús.".

    Otra cosa es hablar de religión, dónde nació la católica, que atribuciones y privilegios se tomó Constantino el Grande de Constantinopla, que afectara de sobremanera a ésta confesión católica, etc, etc y etc.

    Un sincero saludo, Piedra.

    ResponderEliminar
  19. Veo que no te has leído el enlace... jejeje

    Yo hace tiempo estuve buscando información sobre datos históricos de Jesús y leí todo lo que pude encontrar al respecto.
    Mi impresión personal es que Jesús es una mezcla de varios personajes y mitos, sobre todo basado en Juan el Bautista. (pero eso es mi conclusión personal).

    Un pequeño copi-pega del enlace que señalé:

    El historiador Josefo era tan meticuloso que escribía una historia de tres páginas para cubrir el juicio y ejecución de un ladrón común. Flavio Josefo escribió exhaustivamente sobre Juan el Bautista, mas sobre Jesús, sólo aparecen dos pequeñas referencias altamente cuestionadas por los investigadores. Desafortunadamente, los escritos de Josefo llegaron hasta nosotros solamente a través de fuentes cristianas, ninguna de ellas anterior al siglo IV, y se sabe que los escritos de Josefo fueron revisados.

    Las dos referencias de Josefo sobre Jesús son cuestionables principalmente porque, es poco probable que siendo Josefo un Judío, llamase a Jesús de Mesías, principalmente cuando él no daba crédito a otros aspirantes a Mesías. Además de esto, los comentadores que escribieron sobre Josefo antes de Eusebio (siglo IV D.E.C.) no citan ese pasaje.

    La historia sobre el censo que ordenó Herodes, en la ciudad natal de cada habitante, y que llevó a José y María a Belén, no encuentra respaldo en los documentos romanos. Con esta historia, el autor del evangelio de Mateo buscaba convencer a los judíos que Jesús era el Mesías, ya que las profecías judías dicen que el Mesías nacería en Belén. Así que la historia de un censo en la que cada habitante tuviese que viajar a su ciudad de origen es un invento del autor de Mateo. Es importante recalcar que ningún gobernador hizo viajar a las gentes a sus ciudades de origen para ser censadas. Eso es absurdo, poco práctico y no sirve al verdadero propósito que tiene un censo: Saber qué personas viven en una determinada zona para colectar impuestos. Esta leyenda no tiene ninguna evidencia histórica.

    La muerte de niños inocentes ordenada por Herodes a fin de matar al niño Jesús, también está ausente de los registros romanos. ¿Es posible que después de semejante masacre ningún historiador haya dicho algo al respecto? Algo similar ocurre con el arresto y juicio de Jesús. Todo esto es muy extraño, ya que los romanos eran muy meticulosos en cuanto a la historia escrita. En la Palestina de ese periodo se encuentran muchos historiadores, entre ellos, el ya mencionado Flavio Josefo. ¿Por qué los escritos contemporáneos fiables no dicen nada sobre Jesús de Nazareth, si según la Biblia, fue todo un fenómeno social?

    ResponderEliminar
  20. Para mi es otra fase de la vida...pero no estoy aún preparada para saltar a ella,para mi sería un palo.La pelicula tiene que estar bien,pero no sé si podría verla,pues aunque dice que no es de llorar,seguro que yo,dada mi alta sensibilidad,lloraría y mucho.Vaya historia la de este médico eh?
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Piedra, SÍ, me he leído el enlace que me pusiste, y he de decirte que me parece, por parte de su autor no muy objetivo, pues existen otros que mantienen una óptica muy diferente. Hay datos que son verídicos y los comparto, pero concluir con indicaciones parciales sobre lo que pudo ser o no, me parece muy poco acertado, tanta o menos razón pueden tener como cualquiera que no "estuvo" en esa época para arguir con precisión sobre lo que fué, sin que se deje influir sobre criterios personales y exclusivos de pensamiento.
    Es la historia la que habla de Jesús, y argumentar en si fué o no, me parece demagogia marcada por el interés. Es comprensible que no les interesara explayarse en un individuo que a Roma no le interesaba y por la opresión manifiesta que se vivía en la época, costaba la vida, engrandecer al que podía hacer sublevar al pueblo judío en su entender. Pero desde siglos posteriores es mejor deslegitimar sus escasos dichos sobre el personaje, si queremos derribar el fundamento que rige medio mundo, perdoname, pero no lo veo objetivo como para compartirlo, ya sabes, cada cual con su idea.

    Un saludo muy afectuoso, Piedra.

    ResponderEliminar
  22. Juan: Saludos y ya tendremos mas cosas con las que pelearnos. :D

    ResponderEliminar
  23. Piedra, éstas "peleas" son muy instructivas, se aprende, por lo menos, a respetar criterios ajenos, y eso es muy grande. ¡Ojala! todos los enfrentamientos de creencias e ideales, sean entendidos desde y con el respeto mutuo.

    Abrazos, Piedra.

    ResponderEliminar
  24. La vida tiene que tener fin a nuestro pesar, eso es lo que la hace interesante y nos impulsa a vivir intensamente. Imagina una vida sin muerte, larguisimaaaa, sería aburrida. Lo que sí megustaria sería alargarla hasta por lo menos los 150 años, sin envejecer rápido, jeje.
    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Buenos días, Piedra.
    Por aquí ando ilustrándome un poco.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar