2/12/18

Todo es UNO.

Un intento de demostrar científicamente lo que la esencia de todas las religiones, filosofías y escuelas iniciáticas, llevan siglos intentado estudiar y/o enseñar: Todo tiene un principio común, nada está separado de "El Todo", por tanto, todos somos UNO.

Vídeo:  ViaLucis®: Todos estamos 'conectados' (Cleve Backster)

18/11/18

Los sionistas que ayudaron a Hitler.

Hace tiempo comenzó a circular el rumor de que Adolf Hitler tenía sangre judía. Lo más probable es que solo se trate de una forma de vender periódicos a base de sensacionalismo, pero lo cierto es que la abuela paterna de Adolfito si que trabajó curiosamente para el
 ¡ barón Rothschild !.

El que Hitler tuviera sangre judía podría parecer un disparate, pero quizás sea porque nos han intentado convencer de que los nazis perseguían a todos los judíos y casi solo a ellos. Puede que los más ofendidos, o los únicos, sean los nazis más ignorantes de la historia (real), los que solo conocen la parte "heroica" del movimiento nazi por las producciones Jolibudienses.

  
Los judíos han sido curiosamente perseguidos por casi todos los demás pueblos del mundo durante toda la historia y han sido expulsados de multitud de países en los que se habían asentado.
Sobre esto ya habría que reflexionar bastante.




En Alemania fueron un chivo expiatorio: los culpables de la situación en que se encontraba el país según los fascistas, para conseguir el apoyo popular. (Y la financiación capitalista contra la que pregonaban luchar).
Pero no nos engañemos, solo se persiguió a los pobres y a unos pocos ricos que no estaban de acuerdo con los planes que otros pocos judíos ricos,co-autores intelectuales del nazismo, tenían 
preparados.

Entre esos planes ya se encontraba la creación del futuro estado "judío" de Israel y el necesario holocausto de seis millones de judíos; El sacrificio ritual de un número simbólico de personas de su propio pueblo, con significado mágico  y el retorno de los judíos a la tierra mágica de Israel.

Vídeo: Holocausto: Cuantos judíos murieron REALMENTE (Derzeeman)


Hay documentación histórica más que de sobra para demostrar que fueron los judíos los que crearon el mito del holocausto, a pesar de que por supuesto hubo muchas víctimas judías causadas por los nazis, así como para demostrar que también fueron ellos los que propusieron a Hitler la evacuación de los suyos a Israel, y que incluso colaboraban en las deportaciones. 

 










También es demostrable como tanto bancos judíos como grandes industriales judíos, apoyaron a los nazis durante TODA la guerra.

Y además podemos comprobar que no solo en la sociedad Alemana había judíos, (no perseguidos) sino en el propio partido nazi, por tanto el que Hitler pudiera tener sangre judía no habría impedido que sucediera nada de lo que pasó, ni de lo que supuestamente paso.
De hecho, en contra de lo que cuenta Jolibud, no se consideraba judío a cualquiera que tuviera cualquier antepasado judío, incluso los propios judíos no consideran a una persona judía, si no es como mínimo hijo de madre judía.

En la propia judeo-pedia, nada sospechosa del mal llamado antisemitismo,(pues semitas son muchos pueblos y hay judíos que no son semitas), podemos comprobar que por ejemplo que el lugar-teniente de Hitler: Hermann Göring provenía de familia judía, aunque tendremos que hacerlo a través de los datos que da de su hermano: Albert Göring. 






 




 



11/11/18

El macrabo nacimiento de la ideología de Genero.

Copi-pega de una página integrista cristiana. A pesar de todo tienen su parte de razón.


Así inventó Money la ideología de género: el bebé que fue su cobaya humana y que acabó suicidándose

 John Money utilizó al bebé Reimer para sus experimentos y acabó destrozando a toda su familiaJohn Money utilizó al bebé Reimer para sus experimentos y acabó destrozando a toda su familia



La ideología de género va colonizando rápidamente la sociedad. Cada vez más leyes están siendo aprobadas por todo el mundo en la que los niños son un objetivo prioritario. Precisamente, la gran ofensiva LGTB que se está realizando en la actualidad está centrada en los llamados “menores transexuales”.

Clases en las escuelas, adoctrinamiento de niños, publicidad en las calles y en la prensa. Todo para convencer que el sexo es una construcción social y que el niño a los 4 años elige su “género” por lo que hay que apoyar la ingesta masiva de hormonas y la reasignación de sexo. Sin embargo, los científicos y expertos alertan del daño que se puede hacer los menores.

El cirujano plástico Patrick Lappert avisa de que “las cirugías transgénero de cambio de sexo” son “permanentes e irreversibles”. “No hay nada reversible en la cirugía genital: es una mutilación permanente e irreversible de la persona humana. Y no hay otra palabra para ello. Se traduce en la esterilidad permanente. Es una disolución permanente de las funciones unitivas y procreadoras. E incluso el aspecto unitivo de la adherencia sexual se ve radicalmente obstaculizado si no totalmente destruido".

Sin embargo, la esencia de la ideología de género se basa en utilizar a los niños, pues comenzó utilizando a bebés como cobayas humanas, cuyas consecuencias fueron terribles. Pero esto es algo que los ideólogos de género ocultan por su macabro origen.


Los macabros orígenes de la ideología de género

El inventor de la ideología de género fue John Money, un psicólogo y sexólogo que no se oponía a la pedofilia y que apoyaba todo tipo de prácticas sexuales aberrantes. Y pasó de la teoría de género que promulgaba a la práctica gracias a dos hermanos Bruce y Brian Reimer, con los que experimentó para probar su “reasignación sexual” e intentar demostrar que la identidad de una persona no está fundada en los datos biológicos del nacimiento, sino en las influencias culturales y el ambiente en el que crece. Una vez adultos, ambos se suicidaron tras haber pasado múltiples sufrimientos. Esta historia la recogió John Colapinto en su libro As Nature Made Him. The Boy Who Was Raised as a Girl.



 
A Bruce, llamado Brenda más tarde, le mutilaron y le intentaron "convertir" en chica

El 22 de agosto de 1965 nacieron en el hospital St. Boniface de Winnipeg (Canadá) dos gemelos idénticos, Bruce y Brian Reimer. Ambos tenían un problema de fimosis en el pene, por lo que fue necesaria una circuncisión, operación sencilla y de rutina, a la que los padres, Ron y Janet, dieron su consentimiento sin problemas.  Pero en la operación se produjo un problema y quemaron el pene de Bruce, que “se separó en trocitos”.

La cobaya humana que estaba esperando
Los padres, desesperados, tras una serie de consultas médicas se pusieron en manos de John Money, un médico del que habían oído hablar en la televisión por sus milagros de «reasignación sexual» que llevaba a cabo en el Johns Hopkins Hospital de Baltimore. Money era ya entonces uno de los investigadores en sexología más respetados del mundo.

Money, que guiaba la clínica pionera en cirugía transexual de Baltimore, estuvo encantado de ocuparse del pequeño. Bruce era la cobaya que él estaba esperando para demostrar la bondad de sus teorías, un pequeño varón sin pene al que podía transformar en una niña.

Este doctor se caracterizaba por animar a sus pacientes a experimentar con todo tipo de deseo sexual, incluida la «lluvia dorada» (orinarse encima durante la relación sexual), la coprofilia, las amputaciones y el autoestrangulamiento. Para Money no eran perversiones, sino «parafilias».

El doctor "me parecía un dios", dice la madre
Hasta conocer a Bruce, el campo de acción de Money se había limitado a los hermafroditas. El niño fue para él su ocasión dorada.  Cuando Ron y Janet, que entonces tenían sólo 20 y 21 años, le conocieron, se quedaron fascinados por el personaje. «Me parecía un dios», dice ella.





John Money, iniciador de la ideología de género, puso en práctica su teoría destrozando la vida a una familia entera

El médico les explicó que le podía dar al niño una vagina que funcionara perfectamente, pero que necesitaba su colaboración para que Bruce se convirtiese en niña. Era importante que la vistieran como una niña, que no le cortaran el pelo, que hicieran lo posible para que ella se sintiera “una ella” y no “un él”. Así tendría una vida feliz.

Primer paso: castrar al niño
El 3 de julio de 1967 Bruce fue castrado por el Dr. Howard Jones, un colaborador de Money que seguidamente lo abandonó para emprender una profesión más remunerativa: abrió en Virginia la primera clínica para la fecundación in vitro.De este modo, Bruce se convirtió en Brenda. Durante los primeros años, Ron y Janet se lanzaron de cabeza en esta empresa.

Pero algo no iba bien. La pequeña Brenda ignoraba las muñecas que le regalaban, adoraba pelear con sus amiguitos, construía fuertes en lugar de peinarse delante del espejo. En el baño, hacía pipí de pie. Los primeros años de colegio empeoraron muchísimo la situación. Brenda empezó a ser especialmente violenta y la suspendieron.

Mientras tanto, en 1972, Money publicó su libro Man & Woman, Boy & Girl (Hombre y Mujer, Niño y Niña), en el que puso al mundo al corriente del extraordinario «caso de los dos gemelos».  El volumen describía el experimento como un «rotundo éxito». Era la «prueba concluyente» de que «no se nace varones o hembras, sino que uno se convierte en varón o en hembra». Todo el mundo le alababa. Prensa, todas las feministas e incluso sus compañeros.

El mundo adoptó la nueva ideología
Sólo un desconocido investigador llamado Milton Diamond se atrevió a expresar su perplejidad ante el caso. Pero fue ignorado. Al contrario, «el caso de los gemelos de Money fue decisivo para que se aceptara universalmente no sólo la teoría según la cual los seres humanos son, cuando nacen, psicosexualmente modelables, sino también la cirugía de reasignación sexual como tratamiento para los niños con genitales ambiguos o dañados. El método, que antes se realizaba sólo en el Johns Hopkins, se difundió rápidamente y hoy se lleva a cabo en casi todos los principales hospitales del país».

Brenda seguía comportándose «como un marimacho», defendía a su hermano en las peleas y le costaba estar con sus amigas. Periódicamente, los dos hermanos iban a la clínica de Money para ser sometidos a unos estresantes test psicológicos.  Durante estas sesiones, a los dos gemelos de seis años se les mostraban imágenes de sexo explícitas «para reforzar su identidad/rol de género».

Los dos hermanos estaban obligados a simular actos sexuales entre ellos.  En una ocasión, el Dr. Money «les hizo una foto con una Polaroid». Para Brenda, estas sesiones, a las que se tenía que someter también sola, eran una tortura. En sus sueños imaginaba que era un veinteañero «con bigotes», pero tenía miedo de decírselo a sus padres por temor a desilusionarlos.

De hecho, Ron y Janet, frustrados por el comportamiento de la niña, intentaban por todos los medios aplicar los consejos de Money: se paseaban desnudos por la casa, iban a campamentos de nudistas, presionaban a la pequeña para que asumiera actitudes femeninas. Todo ello les llevó a un agotamiento nervioso: Janet intentó suicidarse, Ron empezó a beber.

"Brenda" comenzó a tener instintos suicidas
Money, mientras tanto, publicó un nuevo libro de éxito (Sexual Signatures, "Características sexuales") en el que volvió a hablar de Brenda, que «estaba atravesando felizmente su infancia como una verdadera chica». La realidad es que Brenda, con once años, empezó a tener instintos suicidas.  Los asistentes sociales y los médicos de su ciudad entendieron que algo no iba bien, pero la fama de Money era demasiado grande para poder ensombrecerla.

A los doce años empezó el tratamiento con estrógenos para hacer crecer el pecho. En la última visita que tuvo en el estudio del Dr. Money tuvo un encuentro con un transexual que le magnificó las ventajas de la operación quirúrgica de cambio de sexo. Brenda huyó y les dijo a sus padres que si la obligaban a volver «se suicidaría».

El documental de la BBC que fue completamente ignorado
Aunque ya alejada del médico, Brenda siguió teniendo una vida difícil. En el colegio la llamaban «gorila» y algunos periodistas empezaron a interesarse en ella. En 1977, un equipo de la BBC fue a Winnipeg para hablar con sus médicos. Todos confirmaron la misma impresión: Brenda no era la «chica feliz» de la que hablaban los best-sellers de Money.

Dr Money y el niño sin pene. (Ideología de género) from Alfonso Asensio on Vimeo.

El mismo doctor, contactado por la BBC, se negó a ver a los periodistas, cerrándoles la puerta en las narices. El documental, titulado The First Question (La primera pregunta), emitido el 19 de marzo de 1980, pasó inadvertido.

El "alivio" de conocer la verdad
Algunos días antes, el 14 de marzo, Ron le había revelado a su hija su historia, Brenda «se sintió aliviada» porque por fin entendió que «no estaba loca». La primera pregunta que le hizo a su padre fue: «¿Cuál es mi nombre?».

Brenda decidió volver a su sexo biológico. Eligió llamarse David porque este es el nombre «del rey asesino de gigantes de la Biblia», el niño que combate y vence al poderoso Goliat.  Empezó a inyectarse testosterona, le crecieron los primeros pelos en el rostro, a los dieciséis años se sometió a la primera operación para la creación del pene. Mientras esperaba la mayoría de edad, permaneció escondido dos años en el sótano de su casa. A los veintidós años se sometió a una faloplastia y, dos años después, tuvo su primera relación sexual. Pero aún era profundamente infeliz.

En el verano de 1988 David hizo «algo que no había hecho antes: acabé rezando. Dije: “Tú sabes que he tenido una vida terrible. No tengo intención de quejarme contigo porque Tú debes saber porque me estás haciendo pasar por todo esto. Podría ser un buen marido, si se me diera la posibilidad”». Dos meses después conoció a Jane, una madre soltera que había tenido tres hijos de tres hombres distintos. Se enamoraron. Se casaron el 22 de septiembre de 1990.

El declive de Money
Milton Diamond, el primer investigador que contestó las tesis de Money, asestó un duro golpe a su credibilidad. Money, aunque ya no hablaba del caso de los gemelos, seguía sosteniendo las tesis de género que continuaron facilitándole grandes financiaciones, también públicas.

Diamond, después de haber conocido a David, escribió un artículo para desvelar la realidad sobre el “caso de los dos gemelos”.  La tesis del texto era que, aunque la educación tenía un papel importante al plasmar la identidad, ésta es fruto del dato biológico concedido por la naturaleza. Diamond tardó dos años en encontrar una revista que aceptara el texto y cuando apareció fue una bomba.


David, nacido como Bruce y después llamado Brenda, se acabó suicidando en 2004

Se destapa la verdad
Para Money – «Hot Love Doctor» (Doctor Amor Caliente, ndr), como lo llamaban los periódicos – empezó el declive. En el Johns Hopkins se nombró como director de psiquiatría a Paul McHugh, un católico orgulloso de serlo, que puso en marcha una investigación sobre cincuenta transexuales tratados en la clínica para la identidad sexual del Hopkins desde su fundación en 1966. Ninguno de ellos había sentido ningún beneficio.  Se cerró la clínica, a pesar de las inútiles protestas de la comunidad transgender.

La familia Reimer nunca sanó
Los demonios no dejaron de perseguir a la familia Reimer. Solo Ron, después de un periodo difícil vinculado al alcohol, consiguió retomar las riendas de su vida.  Janet siguió sufriendo profundas crisis depresivas.

Brian tuvo varios fracasos matrimoniales y pasó por las drogas y el alcohol. Se suicidó en 2002.  David, después de la muerte de su hermano, no fue el mismo. La empresa en la que trabajaba cerró, peleó con su mujer. El 4 de mayo de 2004 condujo hasta un parking aislado y se disparó en la cabeza. Tenía 38 años
.

4/11/18

Otra muestra del fascismo que nos gobierna

Dos personas serán juzgadas por difundir un documental, (el que publico), en el que la ciudadanía es preguntada sobre un monumento a la memoria de los fascistas caídos en la guerra civil en Navarra.

Vídeo: Asus muertos.

1/11/18

El cuarto poder, en manos del único poder.

El poder utiliza los medios de información de masas como mecanismos de propaganda y control, ofreciendo a la vez una imagen de estos de independencia para hacer creíble la información que ofrecen.

El vídeo ofrece una buena explicación de como se controla y manipula la información de los grandes medios.

Vídeo: Noam Chomsky - The 5 Filters of the Mass Media Machine

12/10/18

Insectos; Armas biológicas para la proxima guerra.

El ejército de los insectos del Pentágono

Publié par Contra información sur 12 Octobre 2018, 09:21am
El ejército de los insectos del Pentágono
Los enjambres de insectos, portadores de virus infecciosos genéticamente modificados, atacan los cultivos de un país y destruyen su producción de alimentos: esto no es un escenario de ciencia ficción, sino lo que la Agencia del Pentágono está preparando para proyectos de investigación científica avanzada (Darpa).
Así lo revelan en Science, una de las revistas científicas más prestigiosas, cinco científicos de dos universidades alemanas y una francesa. En su editorial del 5 de octubre, se preguntan si el programa de investigación de Darpa, titulado "Allied Insects", tiene el único objetivo declarado por la Agencia: proteger la agricultura americana de los patógenos, utilizando insectos como vectores de virus infecciosos modificados genéticamente que, al ser transmitidos a las plantas, modifican sus cromosomas. Esta capacidad -dicen los cinco científicos- parece ser "muy limitada".
Por otro lado, en el mundo científico existe "la percepción generalizada de que el programa pretende desarrollar patógenos y sus vectores con fines hostiles", a saber, "un nuevo sistema de armas biológicas". Esto viola la Convención sobre Armas Biológicas, que entró en vigor en 1975, pero se ha mantenido sobre el papel, principalmente debido a la negativa de los Estados Unidos a aceptar inspecciones en sus propios laboratorios.
Los cinco científicos especifican que "una simplificación fácil sería suficiente para generar una nueva clase de armas biológicas, armas que serían altamente transmisibles a especies agrícolas sensibles, mediante la propagación de insectos como medio de transporte".
El escenario de un ataque a los cultivos alimentarios en Rusia, China y otros países, liderado por el Pentágono con enjambres de insectos portadores de virus infecciosos genéticamente modificados, no pertenece a la ciencia ficción. El programa Darpa no es el único que utiliza insectos con fines bélicos. El Laboratorio de Investigación de la Marina de los Estados Unidos patrocinó una investigación en la Universidad de Washington en San Luis para transformar a los saltamontes en drones biológicos.
A través de un electrodo implantado en el cerebro y un minúsculo transmisor en la espalda del insecto, el operador en tierra puede entender lo que las antenas del saltamontes están detectando. Estos insectos tienen una capacidad olfativa capaz de percibir instantáneamente varios tipos de productos químicos en el aire: lo que hace posible identificar depósitos explosivos y otros sitios que serán golpeados por un ataque aéreo o de misiles.
Escenarios aún más preocupantes emergen del editorial de los cinco científicos de Science. El programa Darpa, señalan, es el primer programa sobre el desarrollo de virus modificados genéticamente para ser difundido en el medio ambiente que podrían infectar a otros organismos "no sólo en la agricultura". En otras palabras, entre los organismos objetivo de los virus infecciosos transportados por los insectos también podría estar el de los seres humanos.
Se sabe que, en los laboratorios americanos y en otros lugares, durante la Guerra Fría se investigaron bacterias y virus que, propagados por insectos (piojos, moscas, garrapatas), pueden desencadenar epidemias en el país enemigo. Entre ellas se encuentran la bacteria Yersinia Pestis, causa de la peste bubónica (la temida "muerte negra" de la Edad Media) y el virus contagioso y letal del Ébola.
Con las técnicas disponibles hoy en día es posible producir nuevos tipos de patógenos, propagados por insectos, contra los cuales la población objetivo no tendría defensa alguna.

Las "heridas" que, según el relato bíblico, cayeron sobre Egipto con enormes enjambres de mosquitos, moscas y langostas por voluntad divina, pueden ahora realmente caer sobre el mundo entero por voluntad humana. No son los profetas los que nos dicen esto, sino estos científicos que han permanecido humanos.

Manlio Dinucci

7/10/18

Azúcar, fruta y fruta procesada.

Un documental que nos habla de como nos engañan los fabricantes de alimentos, pero que creo que se excede al darnos a entender que la fruta, cualquier fruta, es un alimento bueno para los humanos casi por el simple echo de ser natural.

Determinadas frutas pueden ser, tomadas con moderación, beneficiosas para el organismo por su aporte de nutrientes y baja cantidad de azúcar, pero en general, las fruta no aporta más que azúcar y si está procesada o fuera de temporada, es decir recolectada lejos y a destiempo, mucho peor.
Cualquier manipulación o proceso de conservación a que es sometida, degrada la calidad de los nutrientes además de poder crear sustancias no deseadas.

La fruta recién cogida aporta, además de nutrientes, la propia vida, la propia energía vital de la planta, algo que nuestro organismo detecta, pero no pueden vendernos, porque es difícil de demostrar.
 



Video: El fraude de la fruta falsa