21/11/20

El último hombre occidental.

El Nuevo Orden Mundial  es posible solo gracias a la tecnología y los avances que esta permite sobre el control y la manipulación de las masas.

Aquí uy video que ayuda a entender ( al que aun esté capacitado para ello) la forma en que se manipula a la sociedad y quien está implicado en ello. 

Vídeo, el último hombre occidental:

Pincha para ver el vídeo completo.




14/11/20

Critica al bozal.

 Copi-pega de aquí  sobre un tema de actualidad que parece pasar demasiado desapercibido para el peso que tendrá en la historia de la humanidad.


La Verdadera Función de las Mascarillas

Si empezamos a comportarnos como adultos y no como niños tontos de baba, reconoceremos que un trapo de algodón en la cara (que es lo que lleva gran parte de la población a modo de mascarilla) no puede evitar el contagio de un virus. Sentido común: ningún virus (ni el más grande) va a quedar atrapado en el filtro de una malla de tejido. ¿Para qué llevamos mascarillas? Buena pregunta. ¿Para protegernos de un virus? No me hagas reír, conspiranoico. ¿Para pagar un buen dinerillo a quienes las fabrican? En parte, pero seamos justos: la mayoría de los barbijos usados son de fabricación casera. ¿Para que el Estado recaude algunas perrillas, en el caso de España un 21%? Tampoco resulta desdeñable, sin duda, pero no es la verdadera función. Entonces, ¿Para qué llevamos mascarillas? Si quieres llegar a la finalidad de algo, primero pregúntate por la causa. ¿Por qué llevamos mascarillas? Esta pregunta tiene fácil respuesta: porque es obligatorio.


Es su obligatoriedad la causa estricta de que llevemos mascarilla. Si te vas a una zona rural sin control del Estado, ni fiscales ni agentes sanitarios… no verás mascarillas. Así de sencillo: llevamos mascarillas porque son obligatorias. Y aunque estos meapilas globalistas se crean muy listillos con su Nuevo Orden Mundial, lo cierto es que No hay nada nuevo bajo el sol, todo ya está inventado, y obligar a tapar la cara no resulta novedoso en absoluto. De hecho, se hizo varias veces en la Historia reciente. Veamos algunos de esos casos.


En la época imperial española y portuguesa, a través del comercio de seres humanos, apareció la figura del esclavo bozal. En el Siglo XVI y XVII este esclavo se diferenciaba del esclavo ladino en que se encontraba completamente desarraigado, desprovisto de cualquier manifestación de su propia cultura, analfabeto, impedido de expresarse. La cualidad humana del esclavo bozal se rebajaba al nivel de las bestias de carga, y era para eso que eran usados en las explotaciones auríferas de las Indias portuguesas. Cuando los negros bozales trabajaban en la mina, eran obligados a usar la Máscara de Flandres, una placa de metal que se ponía en la boca con la finalidad de diferenciar a los esclavos de los libres, delimitar las clases sociales dentro de la mina, y deshumanizar al negro. Esta medida se impuso hasta bien entrado el siglo XIX. De nuevo, la justificación oficial por parte del poder era el bien y la salud del esclavo. El señor esclavista argumentaba que la Máscara de Flandres era obligatoria para evitar que el trabajador comiera tierra que le produjese una infección gástrica. Otros esclavistas declaraban que con la Máscara de Flandres se evitaba que el esclavo bebiese aguardiente y se emborrachara en su jornada de trabajo. Y otros negreros decían que con la Máscara de Frandres evitaban que el esclavo bozal se tragase alguna pepita de oro con la ilusa esperanza de poder cagarla y venderla después. Lo cierto es que no importaban los absurdos pretextos de los negreros judeo-portugueses (los equivalentes en la época a los Ministros de Salud y Trabajo), pues todo el mundo sabía que esa máscara era para diferenciar a los esclavos de los libres, someter la voluntad de los primeros, y deshumanizarlos para poder optimizar su explotación. Si la cara es el espejo del alma, tapar la cara significa, si no desalmar, al menos obligar a mostrarse como desalmado.


Máscara de Flandres, grabado del S.XIX, Rio de Janeiro


La misma técnica se usó aún más recientemente en una reducida parte del mundo islámico: obligar a tapar la cara. Lo cierto es que no hay ningún pasaje del Corán que obligue a ocultar el rostro de las mujeres. Ni como obligación ni como recomendación: ninguna sura habla de ello. Y esto es así porque el origen del burqa en verdad no es islámico sino masónico. El surgimiento del burqa se dio en un periodo del emirato afgano relativamente modernizante, bajo el mandato de Habibullah Khan, un obediente esbirro del Imperio Británico e iniciado en la logia Lodge Concordia, Nro 3102, que fue útilmente asesinado por espías de sus amos al final de la Primera Guerra Mundial. Ese es el contexto del Burqa, el cual, de nuevo, se impone bajo pretexto de la protección, la salud y el bien de quien lo lleva: para protegerse de la arena del desierto, para protegerse del sol, para evitar agresiones de  estupradores… Ninguna de esas funciones era la que los tarados talibanes estaban pensando para decretarlo como obligatorio en Afganistán en 1996. No una recomendación sanitaria, no un consejo médico, sino una obligatoriedad impuesta por el poder político. Exactamente igual que nuestras mascarillas.


De los casos brasileño y afgano, se extrae el denominador común divisor de esta múltiple locura global de las mascarillas de la Covid-19. Tapar el rostro es útil para el poder. Tres funciones comunes en los tres casos:


1) Diferenciar a los esclavos (ciudadanos obligados a llevar mascarilla) de la élite que decreta su obligatoriedad y está exenta de su uso (señores esclavistas en el caso brasileño; políticos, periodistas, funcionarios de la ONU que no llevan mascarilla en el caso actual)


2) Manipular el comportamiento del esclavo a favor de los intereses del poder político. De esta manera, obligar a tapar el rostro resulta una potentísima técnica de ingeniería social. Reduce la conversación y la interacción, impacta en la forma de relacionarse con semejantes, la comunicación, el comportamiento sexual, los protocolos de educación y cortesía… toda la vida social se ve alterada.


3) Deshumanizar al esclavo con el fin de facilitar su sometimiento, que en última instancia será justificado con la protección o la salud del sometido. “Es por tu bien, anda, no te resistas.”


Resulta que esta mamarrachada del New World Order tiene muy poquito de 'new'. Todo esto es más viejo que el tebeo. ¿Para qué llevamos mascarillas? Para no contagiarnos los unos a los otros de coronavirus. Claro que sí, chaval.

 

Fuentes:

Jaime Pinsky, A Escravidão no Brasil, 2009

Willem Vogelsang, The Afghans, 2001

26/10/20

El video sobre redes sociales que "no quieren que veas"

Un buen análisis sobre uno de estos vídeos infumables que se vuelve viral tras una intensa promoción oficial a pesar de que supuestamente atenta contra la oficialidad.

 

 video: El video sobre redes sociales que "no quieren que veas"

3/10/20

Novus Ordo Seclorum

Somos muchos los que desde hace años venimos avisando de que esto llegaría, aun sin saber exactamente como o cuando. Ahora ya está aquí pero aun así unos no comprenden y otros no creen.

Esta guerra mundial no es contra un estado, un sistema, una ideología... es contra el ser humano. Lo que está en juego es nuestro espíritu.


El Novus Ordo Seclorum no se trata sólo de un simple programa político más o menos impuesto por una minoritaria élite, no es un sistema económico particular, ni una corriente filosófica, ni la pretensión de una sociedad, una logia, una raza, un estado o una familia. No; y jamás se insistirá lo suficiente en esto: el Novus Ordo Seclorum supone ser un programa de profundas implicaciones que afecta a la estructura social, a la ordenación política, a la misma concepción de humanidad... pero también –y ante todo-, afecta a la propia individualidad de cada uno de los seres humanos (su vida particular, su estructura emocional, se libertad mental, sus nociones de “yo”, “vida”, “muerte”...) No se trata de una historia sobre un mundo lejano, ni una paranoia individual extrapolada al plano político. El Novus Ordo Seclorum es la ambiciosa declaración de guerra a la humanidad, a nosotros como hombres, a ti como ser humano. 

Extraido de : La danza final de Kali, de Ibn Asad.

21/9/20

De choques y Aviones

 Este es el resultado del impacto de un ave contra un avión en vuelo.

 



Después de ver esto de verdad puede creer alguien  que un avión atravesó un edificio. 

Incluso en uno de los primeros montajes el morro de uno de los aviones salía intacto por la otra parte de la torre.

 

 

 

 

 

25/8/20

Pavarracini, 1972.

https://gcdn.emol.cl/curiosidades/files/2012/07/olimpiadas-calamidades-2.jpg

“Fuego, hambre, pestes, muerte repite la campana justiciera que se acerca al mundo, más aun el mundo no escucha ni ve. Viene la tiniebla del dragón que pareció dormido. Viene el terror del oso que fingió amor y hermandad. Viene el demócrata humilde que no lo fue nunca, y viene con él la pobreza, el sin albergue y con ellos todas las explosiones de la disgregación. Viene la oscuridad y luego ¡La luz del Sur! ¡Y la cruz!”

2/7/20

La portada agorera.

La revista The Economist suele exhibir portadas bastante curiosas, que pasado el tiempo dejan claro que o bien sus dibujantes gozan de una perspicacia inaudita a la hora de prever el futuro inmediato, o poseen dotes de videncia, o disponen de un poco más de información que el resto de los mortales que no se sabe si muestran como advertencia, burla o normalización.

Si analizamos esta portada, podemos observar que el reloj está a punto de marcar la media noche, que es como se definía durante la guerra fría la guerra mundial que era tanto como decir el fin del mundo (tal como lo conocemos).
Tenemos varios cuadros que podrían representar:

El envenenamiento, desaparición de gran parte de la producción de carne de cerdo y por tanto de la proteína asequible en occidente.

Erupción de volcanes, como ya predije en otro post anterior, para mediados de octubre.

Llegada de un cuerpo celeste, igualmente ya comentado aquí; el planeta X

Llamaradas solares o radiación anormal llegada del sol, también comentadas.

Una explosión atómica, que puede señalar un conflicto nuclear, que no creo que se produzca a gran escala, quizás Israel utilice una bomba atómica contra algún país.

Por supuesto un cuadro dedicado al innombrable protagonista de nuestros días.

Y lo que parece ser un hombre en una isla desierta, para reflejar el aislamiento humano al que seremos sometidos, a la vez que la despoblación inminente del planeta.

Bajo los cuadros, una familia con máscaras; hasta el gato, nunca mejor dicho, y un niño sin máscara pero con casco, quizás porque él sea el objetivo de la guerra que empezamos a librar y de la que muy pocos son conscientes.
   
http://img.kiosko.net/2020/06/26/uk/economist.750.jpg

28/6/20

Como hemos llegado a la virucracia.




Hagamos algunas reflexiones sobre lo que está pasando. 


Costo de la economía de conflicto control de armas de guerra militar gastos de defensa vestíbulo america Foto de archivo - 69824544
Primero debemos entender que el modelo social del planeta es el de una potencia dominante y varias que pugnan por arrebatarle el poder.
La economía mundial se basa principalmente en la guerra que genera un gasto continuo de recursos; Se cumplen cuatro años de guerra civil en SiriaPara mantener esta, es necesaria una maquinaria propagandística colosal, capaz de convencer al pueblo de su necesidad, ya que es su esfuerzo económico (vía impuestos) y humano (los soldados que mueren) los que realmente la mantienen. 

Guerra de información, noticias falsas Foto de archivo - 88853924
El avance de la tecnología ha proporcionado al estado, unos medios de manipulación y propaganda nunca vistos hasta ahora, de los que se ha servido para destruir al ciudadano tanto individual como socialmente, de un modo acelerado en las últimas décadas.

Qué es el FoMO y cómo alimenta la adicción a las redes socialesTenemos pues una sociedad sumisa, egoísta, cobarde, competitiva, estúpida y absolutamente dependiente del estado.







En esta situación llegamos a principio de año encontrando un secreto a voces: el modelo económico actual está en crisis y debe ser sustituido de forma fulminante. La crisis no es nueva, se ha ido alargando a base de parches económicos desde hace décadas pero entró en fase terminal desde 2008. 

 



 
 El Blog del Dragón: Ataques de falsa bandera que fueron admitidos ...
Cámaras en las calles - Security Art WorkHay que añadir que las medidas de control  de masas se reforzaron desde 2001 tras el atentado de falsa bandera del 11-S, (y posteriores de Londres, París, Madrid, Barcelona, etc.), incrementándose tanto los sistemas de vigilancia, con la implantación de miles de cámaras y refuerzo de los equipos antidisturbios, como la creación de nuevas leyes y tipificación de nuevos delitos o aumento de las consecuencias legales de estos.
 
 Agenda 2030 Revelada: El Plan para un Gobierno Mundial #nom ...

Los poderes nacionales, sean del color que sean,  actúan supeditados a un poder mundial  como debería haber quedado claro ante la puesta en escena actual que ha sido acatada por la inmensa mayoría de naciones aun perjudicando sus intereses, o mejor dicho, la de sus ciudadanos.

Capitalismo global, “Gobierno mundial” y la crisis del coronavirusSe ha desatado una ola de histeria colectiva desde los medios de propaganda estatales, coordinada a nivel mundial, confundiendo la nueva enfermedad con la gripe estacional y se han impuesto unos protocolos sanitarios absurdos, tanto para tratar a los enfermos como para hacer frente a una contaminación biológica inexistente.


 Es posible que en la anterior campaña de vacunación de la gripe se haya inoculado un patógeno, (creado artificialmente), cuyo tiempo de incubación estaría entre 4 y 6 semanas y que los primeros casos reportados hayan sido gripe, (de la que mágicamente se pierde todo rastro desde finales de enero), pero presentados por los medios como provocados por el nuevo "virus".  
Una vez activado el patógeno suministrado con la vacuna, este causa estragos en la población vacunada, ya que se ha multiplicado en el organismo sin ningún tipo de tratamiento y continúa aumentando el miedo de la población. 


Filip Müller, tres años en el corazón del infierno nazi | Cultura ...



A partir de entonces toda enfermedad y dolencia es diagnosticada como producida por el nuevo patógeno y tratada con los protocolos redactados para este, lo que causa un daño yatrogénico sin precedentes, que queda enmascarado con las medidas de aislamiento y la prohibición de autopsias que con la también impuesta incineración forzosa no podrá hacerse en el futuro y enmascara otros fallecimientos no relacionados con la enfermedad, (el conocido "muerto con", en lugar de "muerto por"). Así desde la implantación del estado de alarma, son atribuidas al nuevo patógeno todas las muertes posibles para aumentar la sensación de peligro y la mortalidad de este. 
Inspira Covid-19 filme de zombisLos medios de desinformación exhiben de forma continua noticias del patógeno, sus estragos y el número de muertos a la vez que dictan unas normas de conducta esperpénticas que la mayoría de la población acata sin cuestionamiento.



La versión de un terrible futuro para la humanidad que difunden algunos famosos ha sido el blanco de duras críticas (Foto: Instagram@patricianavidad/@miguelbose/@christophervuckermann/@carlos_kiko1)Profesionales del mundo del espectáculo y la vida pública son utilizados para liderar una falsa disidencia con la que se controla a gran parte de los que dudan de la versión oficial.
A ellos se unen los autodenominados "patriotas", que es la ultraderecha de toda la vida y que culpa a los gobiernos y políticos de izquierda, o de derecha menos dura, desviando la atención de los verdaderos culpables: El sistema y la crisis de este.

Usando la clásica estrategia, problema, reacción, solución, nos anuncian la creación de una vacuna que devolverá nuestro mundo a la normalidad, llamada ahora "nueva normalidad" en la neo-lengua que nos impone los medios. 

Se imponen así mismo medidas anti-socialización, para evitar que haya revueltas o resistencia organizada contra el engaño y atemorizantes y debilitantes de la salud, para mantener un alto nivel de estrés que enferme, debilite y mantenga sumisa a la población.
 
Bill Gates, Genocida Mundial.Esta vacuna, financiada por un reconocido eugenista que no oculta sus intenciones de disminuir la población mundial, contiene además de los tóxicos habituales, sustancias capaces de modificar el ADN del organismo humano y un marcador biológico que nos convierte en ganado numerado por y para una élite.
A la vez que se anuncia que por la supuesta gravedad de la situación la vacuna no habrá superado todas las pruebas de seguridad, existen indicios de que la supuesta vacuna es un proyecto de sobra conocido y ya desarrollado, cuya peligrosidad no se oculta oficialmente pero se pretende justificar estúpidamente para frenar una supuesta enfermedad con una mortalidad muy baja.

El control tecnológico, que ahora será individualizado para cada ser humano del planeta, necesita un flujo de datos tal que también nos imponen nuevas redes de datos capaces de gestionarlos, de momento la 5G, a la que la disidencia controlada dedica ataques infantiles para ocultar su verdadero peligro.

19/6/20

Ni virus ni contagio.


Pasteur-Bechamp No es solo que no exista el patógeno causante de esta paranoia mundial, es que además las enfermedades no son contagiosas, es decir, un organismo sano física y mentalmente no puede ser invadido por virus o bacterias, puesto que para empezar, estos microorganismos no actúan así. Tal como demostró Bechamp entre otros, es el propio organismo el que vuelve patógenos a los microbios y Hamer dio una gran explicación sobre como las enfermedades surgen de problemas psicológicos como programas biológicos para resolverlos. Como ya otros muchos decían, todas las enfermedades son psicosomáticas.


Diez formas de entrenar al cuerpo contra los virusLa teoría del patógeno se desarrolló como una interpretación puramente militar: Millones de microbios nos acechan y nuestro organismo mantiene una guerra constante contra ellos. Solo la medicina estatal puede ayudar a defendernos (aunque no con demasiado acierto)  a base de drogas y por supuesto inversión económica.
La alternativa, era reconocer que las formas de vida inhumanas, el dolor, el sufrimiento, el hambre, el miedo, son los que crean las enfermedades y luchar contra todo esto, llevaría a un paraíso terrenal, poco rentable.


Por supuesto, no incluimos aquí las enfermedades producidas por envenenamientos o parásitos.

Literalmente vivimos en un mundo plagado de microorganismos, nuestro propio cuerpo contiene entre 20 y 100 virus y bacterias por cada célula humana. A pesar de ello no desarrollamos todas las enfermedades que esos microbios podrían generarnos, solo lo hacemos cuando nuestro organismo activa alguno en concreto como respuesta a un problema psicológico o emocional, ya sea (el problema) a nivel consciente o inconsciente.

Personalmente entiendo que determinadas moléculas químicas o incluso radiaciones, pueden desencadenar reacciones similares a las que el cuerpo activaría para provocar un programa biológico concreto ante un conflicto emocional, es decir que si ante determinado trauma nuestro organismo libera determinada hormona para alterar el medio y que prolifere determinado microbio, una sustancia similar o la misma si es introducida del exterior, provocaría la misma enfermedad original. Un ejemplo de esto son los disruptores endocrinos.


Video:desmontando la teoría del contagio.