22/11/12

Terrorismo en el país Vasco.

Entendiendo el terrorismo como la actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos, tenemos multitud de ejemplos en toda España, pero quizás por la naturaleza de su gente, encontremos más casos en el país Vasco.
Es, eso si, otra cara del terrorismo, la que no nos cuentan, la que sufre un pueblo que pretende organizarse libremente, al margen de la opresión del estado.
Un puñado de vecinos (niños, jóvenes y ancianos) que pretenden recuperar un espacio público de su barrio y lo acondicionan con sus propios medios, reparando un viejo frontón y construyendo columpios y jardines.
Peligrosos vecinos que defienden su barrio y el derecho de  organizarse y decidir que hacer con sus propias vidas, su tiempo y su esfuerzo.
Este es el tipo de "terrorismo" que teme el estado, el del espíritu de un pueblo unido y solidario capaz de auto organizarse  y decidir por sí mismo. Un pueblo hermanado con proyectos comunes que desarrolla en armonía con sus vecinos.

8 comentarios:

  1. Son psicópatas. Personas que fueron hostiadas repetidamente durante la infancia y necesitaban sentirse alguien. El casco, la pipa y la porra parece acallar, momentáneamente, el complejo de, ¿lo dije? estos psicópatas amparados y enardecidos por el Sistema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si no lo eran, los convierten en la academia.

      Eliminar
  2. Los terroristas de uniforme no pueden permitir que unos cuantos ciudadanos pongan en peligro los privilegios de sus amos autorganizándose.... Como tu dices, para ellos eso es mucho mas peligroso que unas cuantas bombas que, en definitiva, se pueden manipular para su beneficio electoral.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El peor peligro es el "mal ejemplo" y el peligro de que cale en el resto de la población.

      Eliminar
  3. Muy interesante.He vivido en diferentes comunidades del "reyno" y ha tiempo he concluído que si el sol sale por algún lado a todo ésto, es por el país vasco.Ahí hay sangre y no horchata, dicho sea con todo respeto.
    Y qué decir de los uniformados de siempre.Ni respeto ni mención merecen esos lacayos con dos neuronas, una para obedecer y otra para dar hostias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los vascos históricamente siempre han estado menos ligados a monarquías y estados.
      Tras la guerra civil, fueron una de las regiones más reprimidas y por tanto una de las que más resistencia generó. Tampoco hay que olvidar al resto, donde esta resistencia al régimen se camufló, como en Andalucía donde cada pueblo contaba con un cuartel de la GC.

      Eliminar
  4. No seré yo quien defienda a la policía (con la de carreras que me he dado huyendo de ella). Pero este post no es ecuánime. Es mi opinión.
    Esos "idílicos" vecinos son los mismos que no dejan vivir a quien se le ocurre hablar libremente. Por eso la gente está atemorizada. Conozco pueblos del País Vasco más tristes que el funeral de un niño violado. Tristeza provocada, no por la policía (que no puede pisar allí), sino por esos vecinos del columpio. Por eso hablaba de ecuanimidad.
    Un abrazo.
    PD.- He entrado aquí para hacerte partícipe del post que voy a reeditar en unos días, jeje. Te dejo el link.
    http://misteriosaldescubierto.wordpress.com/2009/10/04/piramides-y-cerebro/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente no creo que sean los mismos, más bien todo lo contrario, detrás de esos indeseables que mencionas están los que supuestamente los combaten, los que supuestamente nos defienden de ellos, es su forma de que pensemos que nos son imprescindibles: crean un problema y después se presentan como la única solución.

      Saludado quedas.

      Eliminar