26/8/12

Por un ejercito popular.


En los últimos 200 años nuestro glorioso ejercito solo ha ganado batallas contra su propio pueblo o asesinando civiles indefensos de otros países (bueno, seamos justos, también tomamos Perejil); No olvidemos que el nuestro ha sido un país ofensivo, mientras ha podido.
Teniendo en cuenta que en su mayor parte, la tropa se nutre del propio pueblo, que son los hijos de los pobres los enviados a morir para mayor gloria del imperio, en nombre del honor, la patria y la bandera, quizás deberíamos plantearnos si no estaría de más que fuera suprimida esta aberración histórica.

Si hace años luché y contribuí a la desmantelación del servicio militar obligatorio, Ahora creo que somos todos los que debemos exigir la desaparición del gasto absurdo e inútil que supone mantener un ejercito en un mundo dominado por una gran potencia que lo dirige a su antojo, y cuyo coste nos ocasiona un grave perjuicio para la calidad de vida del resto de población, además del peligro que ha demostrado históricamente suponernos y la nombrada inutilidad manifiesta demostrada frente a agresiones externas, a las que ha sido el propio pueblo el que ha tenido que repeler.

Ya que en última instancia, seríamos nosotros los encargados de defender nuestra tierra y nuestras vidas o las de los nuestros, y que seríamos nosotros los castigados por los combates, los heridos, los muertos, los desplazados... Incluso dentro de un ejercito son los estamentos más bajos los que forman la carne de cañón, los que mueren en las batallas, los que caen olvidados sin mayor pena ni gloria, mientras los elegantes generales discuten estrategias y juegan con las vidas de la tropa a ganar condecoraciones, deberíamos plantearnos el dedicar esa importante parte del presupuesto nacional a algo útil para la población, e incluso dedicar ese personal a actividades necesarias, como la extinción de incendios o la reforestación.




15 comentarios:

  1. El ejército ha sido un tradicional enemigo de las clases populares españolas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por desgracia, formado principalmente por ellas.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo, pero ya me conformaría con que se redujera considerablemente el número de mandos militares. Hay un mando (48.000) por cada 1,8 soldados (86.000). Eso si es un despilfarro. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena forma sería picarlos para abono o comida de animales, así servirían para algo útil. ;)

      Eliminar
  3. La verdad es que nuestro ejercito tiene un pasado represivo igual al de países con poca tradición democrática, vamos, igual a casi todo el resto del mundo. Los ejércitos normalmente no han sido del país, sino del gobernante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, ningún país tiene un ejercito para defenderse de agresiones, sino para provocarlas o reprimir al pueblo. Cuando de verdad hace falta defender al pueblo, es el propio pueblo quien como (en Españistán) contra Napoleón o contra Franco tiene que tomar las armas.

      Eliminar
  4. Salvo en el honroso caso de la Republica Española, nuestros generales y soldaditos han tenido como enemigos a los trabajadores, y, no precisamente los extranjeros. Habria que hacer una gran purga, mandar a campos de trabajo a los generales y oficiales de ideologia fascista-democratica (y no es una contradiccion) y a los soldaditos limpiarles toda la mierda que les han metido para sustituir el serrin a traves de los medios de propaganda del sistema naci-onanista español. Solo si los trabajadores tienen las armas podrá asegurarse que no haya guerras (salvo contra otros trabajadores que sigan domesticados por los generales de la clase parasitaria y los vampiros chupasangre de las grandes empresas y fortunas).

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, aunque en la república no le lució mucho el pelo al ejercito regular, ni está libre de haber atacado también al pueblo, su único triunfo.
      Ya vemos de que sirven los ejércitos hoy día, a la hora de defender la soberanía en el caso de Libia, Irak, etc.

      Eliminar
  5. Esta gente son el escudo del Poder. Y hace setetnta años también demostraron ser unos cainitas, un cáncer pare el pueblo y su evolución cultural, social y política. "Militares subnormales/parasitos sociales", canta el Kabezabolo.

    ResponderEliminar
  6. Y lo peor, a mi parecer, que en su mayor parte también son pueblo.

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. El primer enlace avergüenza, el segundo, quizás más aun. En fin, esto es Españistán.

      Eliminar
  8. He sido hijo de milico y digo he sido porque mi viejo falleció hace ya casi 20 años, todo un libro de base y propiedad revolucionario.

    El me decía que había un descontrol total con el dinero y que además el trapicheo en los altos cargos hoy no iba a ser diferente.

    Miles de millones de €uros sacado de nuestros bolsillos para un negocio para unos cuantos de buitres de corbata mientras el soldadito se pringa.

    Un buen ahorro seria quitar a mandos parasitarios, traer a las tropas al país y hacer recortes en armamentos y demás especies ayudarían ahorrar miles de millones de euros.

    Pero mientras halla garrapatas con corbatas que venden las armas al mismo tiempo que quieren realizar la paz el trapicheo no cesará y no es un trapicheo de dos euros no, si no de miles de millones de euros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para variar, el dinero sigue imponiendo su moral.

      Eliminar
  9. Perdonenme pero mientras ustedes se quejaan en el pc, otros estan matandose por descubrir cualquier cosa que pueda ayudar al pais, y mientras no lo deacubren, y los tienen engañados. Señores hy soldados del pais, y soldados de la humanidad, depnde de la petsona que tu seas

    ResponderEliminar