14/3/14

Los grises del país en gris.

Si olvidamos esos colores que los medios de propaganda 
pretenden pintarnos para que creamos que el sistema 
es hermoso, si prescindimos de los adornos y nos 
centramos en el contenido de los hechos, seremos 
conscientes de que vivimos en una dictadura brutal,
 nuestro país, nuestro mundo, sigue siendo gris y 
"los grises" siguen castigando cualquier signo de 
resistencia o intención de cambio. 




8 comentarios:

  1. Impresionante remake. El problema es que ahora es mucho peor que cuando Truffaut lo rodó, porque entonces la gente queria una revolución, cambiar las cosas, ahora, en general, solo quiere un trabajo mileurista y poder comprarse una televisión de plasma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El triunfo de la "democracia" y del "estado del bienestar", pero no está todo perdido, como antes tampoco estaba todo logrado. Esperemos que hayamos aprendido de la historia y haberlo hecho más que los que tenemos enfrente.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Una dictadura dices si puedes votar cada cuatro años para elegir al verdugo que gestione tus robos. Una dictadura dices si eres libre para elegir entre un trabajo asalariado esclavo o ser un emperdedor a tiempo completo, y en tus ratos libres encender la tele para que te digan cómo has de obedecer... y pensar... ni en broma ya lo hacen ellos por ti; y sé mejor un perro amaestrado que un lobo sediento de libertad; y rebuzna y así todo será asquerosamente más llevadero. Y como bien has dicho todo muy "gris"...
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que pensar en dar un poco de color al ambiente, algo de rojo por aquí y algo de negro por allá. ;)

      Salud!

      Eliminar
  3. Hola, Piedra. Me ha parecido contar 399 golpes de "los grises". Son fuerzas represivas del Estado que actúan por órdenes de arriba, si no fueran grises o azules, serían verdes, rojas o de otro color, pero todos los estados creo que las tienen. La cuestión es el criterio sobre si de o no orden de actuar cargando contra los manifestantes, y eso sí que debe seguramente estar en función de los límites que se permiten, desde la mano política de muy arriba. Otra cuestión sería analizar por qué pasan estas cosas, es decir, los motivos que llevan a tanta gente a movilizarse...

    ResponderEliminar
  4. Será que alguno valía por dos, aunque también es que alguno fue dentro de la comisaria.
    Las ordenes llegan de arriba, pero ellos las cumplen de forma voluntaria, nadie se niega a pegar a ancianos, niñas, inválidos...
    Y los motivos que llevan a ala gente a movilizarse, no son raros: injusticia, hambre, solidaridad, rabia...

    ResponderEliminar