21/5/20

El país de los hombres sin rostro





En el país de los hombres sin rostro la gente no se mira más que para sospechar, la gente no se habla, ni se quiere. 
 
En el país de los hombres sin rostro las madres no abrazan a sus hijos y los niños tienen prohibido jugar.

 

En el país de los hombres sin rostro la gente olvidó que era sonreír, dialogar, enamorarse.


 

En el país de los hombres sin rostro la gente trabaja en silencio frente a máquinas horribles, tienen la mirada cansada y los ojos vacíos. El silencio está en sus mentes y en sus corazones.




9 comentarios:

  1. Presente distópico el que estamos viviendo.
    Salut.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que es el principio de la distopía en la que vamos a seguir.

      Salud!

      Eliminar
  2. Hemos caído en unos mecanismo en que no sé si podremos salir de ellos. Allí en el pueblo las cosas siguen igual. Un día quedó cerrado el bar porque se les olvidaron las lleves. El resto todo igual. Para ellos esto marcianadas.
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos salir, pero no sin hacer nada, no sin tomar la iniciativa.

      Salud!

      Eliminar
  3. Si la cara es el espejo del alma, este es el país de los desalmados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es exáctamente el problema y por lo que se está luchando: El alma humana. No es nuestra civilización, nuestro modelo social o económico, lo que nos jugamos ahora es nuestra alma.
      Y si no hay una masa crítica consciente de ello, todo estará perdido.

      Eliminar
  4. Pero no hay quien quiera despertar. Les convirtieron en zombies autómatas.
    Saludos.

    ResponderEliminar