24/6/17

Genealogía al frente del N.O.M.

En el post anterior trataba de un ufólogo que ha desarrollado una teoría a partir de las coincidencias en lo declarado por miles de supuestos abducidos, sobre el pacto contraído entre una serie de familias y unas entidades no humanas.
Es curioso que hasta donde nos permite investigar la genealogía, nuestro mundo lleva gobernado por unas mismas familias, desde que tenemos datos para comprobarlo.

Así, diferentes investigadores, desde diferentes campos, llegan a las mismas conclusiones.


Vídeo:Cap. 4 B - El NWO (Genealogía)

21/6/17

La gente sin alma que dirige el mundo

 
Extraído de un vídeo de Corrado Malanga,  Ufólogo italiano especialmente centrado en el estudio de injerencias extraterrestres y creador de un método para combatirlas.
(Hay que  aclarar que extraterrestre es cualquier ser ajeno a nuestro planeta o a la realidad que entendemos como única, es decir a esta dimensión)

Pregunta:
¿Han perdido la conciencia todos nuestros gobernantes, permitiendo y provocando tantas injusticias, guerras y asesinatos?

Respuesta: 
Ningún gobernante ha perdido su conciencia por la sencilla razón que nunca la tuvieron. Una cosa que no se tiene, no se puede perder. Así nos va !!!
 
            El hombre y el ser humano.
El hombre tiene tres partes fundamentales:
  1. Cuerpo
  2. Mente
  3. Espíritu.
El ser humano esta formado por 4 partes fundamentales:
  1. Cuerpo
  2. Mente
  3. Alma
  4. Espíritu.
Según Corrado Malanga en el planeta Tierra hay un 20% de seres humanos y un 80% de hombres.
 
"Las familias poderosas de reyes y banqueros que comandan al planeta Tierra, y que siempre lo han comandado, carecen de alma. Hay que tener presente que a la persona anímica se la reconoce por una serie de características fundamentales.
Quien es anímico no es amante de las reglas
Quien es anímico es sustancialmente muy creativo
Las personas anímicas no están interesadas por el poder y el dinero, son personas anárquicas
Las personas anímicas no están interesadas en el ascenso a través de la escala social para llegar a ser uno de los que mandan.
 
Nuestros poderes políticos no tienen muchas posibilidades de tener un alto grado de consciencia y conocimiento de saber lo que realmente son.
No hay ninguna diferencia entre un humano sin parte anímica y un alien sin parte anímica. Los dos tienen poca consciencia de lo que son. Por esto los dos piensan que poder vivir eternamente seria un gran adelanto para ellos. No saben que es con la experiencia de la muerte, del nacer del vivir y del morir, es como pueden ir adquiriendo el verdadero conocimiento de lo que son.
 
La conciencia ha construido el Universo para experimentar lo único que no sabía. La conciencia al ser eterna, desconoce el significado de nacer y de morir. Al no conocer que es lo que significa vivir, la única forma de saberlo es el de realizar la experiencia de la vida, dentro de un cuerpo que nace, vive y muere. Pero ¿quien sabe y conoce estas verdades?... solamente puede conocerlo quien es anímico y es consciente de la existencia de estos tres componentes fundamentales: alma, mente y espíritu que ocupan conjuntamente un cuerpo para realizar la experiencia.
 
¿Como es quién no es anímico?
El no anímico es uno que sigue las reglas, que tiene miedo a morir. Una persona anímica sabe interiormente que la eternidad existe, tendrá miedo a sufrir, pero jamás tendrá miedo a morir.
 
¿Por que el no anímico sigue siempre las reglas?
 Las reglas de la sociedad son una representación de una gran caja dentro de la cual nos encontramos. Sigues las reglas y tu estás dentro de la caja. No sigas las reglas y tu te encontraras que estás fuera de la caja. El no anímico al tener poca consciencia y no saber quien es, necesita reconocerse dentro de un grupo en donde todo el mundo sea como el. Cada una de las grandes agrupaciones humanas, desde el Metal Punk a los partidos políticos y las religiones son unas de estas grandes cajas donde dentro la gente se reconoce. En estos lugares lo que si existe es una conciencia colectiva como la de las abejas, las hormigas y los aliens. Pero el verdadero hombre es otra cosa, se trata de una persona que no necesita reconocerse en el comportamiento de los otros. A un hombre con conciencia, ¿que coño le importa lo que hacen los otros?
El ser humano consciente es el hombre, es él el que va hacia adelante,... y los humanos sin consciencia, lo secundan por detrás.
 
En resumen, Malanga habla de personas con alma y sin alma, algunos de estos últimos colocados en puestos de poder, a cambio de ayudar a determinadas entidades a alcanzar sus objetivos: El alma de la que carecen.
Esta sería la explicación de abducciones y posesiones y también la de determinadas estirpes inútiles, cuya existencia es difícil de entender de otro modo. 




17/6/17

Excitotoxinas, qué son y como nos afectan.

 El ácido glutámico (glutamato) es una sustancia natural que potencia el sabor de los alimentos de forma espectacular, pero también es un excitante y tóxico cerebral. A pesar de ello, es usado en casi toda la comida industrializada, como el azúcar.

Video: Excitotoxinas, el sabor que mata.

13/6/17

Dr. Gérvas, medicina de consumo.

De nuevo un recomendable vídeo del Dr. Gérvas. Creo que deja bastante claro que la mejor medicina es ser feliz en la vida.

Vídeo: JUAN GÉRVAS - MEDICINA DE CONSUM - RETRATS  

12/6/17

Maestros vícitmas del fascismo.

El siguiente copi-pega, no pretendo que sea una defensa de la república ni mucho menos del sistema estatal de enseñanza. Solo es un recuerdo a aquellos asesinados en nombre de la incultura; la propia y la que se pretende imponer a un pueblo, sabiendo que estando la cultura popular destruida  y siendo este analfabeto, es más fácil de dominar.







Llamaron a la puerta de la casa y su madre, la noche ya encima, le rogó que no abriese la puerta. Se lo llevaron. De camino a la sierra de la Ferradura, los falangistas pararon en una taberna a abrevar y a él, mientras, lo amarraron a una argolla. Monte arriba, cabalgaron sobre su lomo. Al llegar a la cima, “le cortaron los testículos, se los metieron en la boca, le cortaron la lengua y le quitaron los ojos… Y todo eso vivo, claro”. Luego lo molieron a palos y abrieron fuego. “Eran tiros de escopeta, porque la cabeza estaba desfigurada”. Muerte de un maestro. Primero de septiembre de 1937.

“Es Arximiro, criatura única y ser colectivo, nombre gentilicio de todos los maestros escarnecidos y asesinados por la réplica fascista de Atila, que martirizó a la Galiza republicana entera”, escribe Xosé Manuel Beiras en uno de los prólogos de Maestros de la República, de María Antonia Iglesias. La periodista alumbró esta antología de mártires de la enseñanza, santos laicos a los que ningún cura rezó, tras descubrir el trágico fin de un hombre hecho a sí mismo y deshecho por otros. Lo leyó en Arximiro Rico, luz dos humildes, escrito a dos manos por Narciso de Gabriel y Xosé Manuel Sarille, quienes rescataron su figura del silencio.

“Escuché hablar de él desde pequeño, así como de su horrible muerte. Cuando iba a casa de mis padrinos, que vivían en Pol, por las noches contaban historias. Una versaba sobre una buena persona que no le había hecho nada malo a nadie. Mi padrino lamentaba aquel asesinato y se sorprendía por la carnicería. La narración fue tan contundente que siempre ha permanecido en mi memoria”, explica a Público De Gabriel, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de A Coruña. La descripción del macabro ritual se la escuchó a Manuel Sarille, socialista represaliado y padre de Xosé Manuel, quien dedicó su vida a investigar el terror sembrado en Montecubeiro durante la Guerra Civil.

Aunque nada podría explicar el ensañamiento, la parroquia de Castroverde fue escenario de un luctuoso suceso que contextualiza el crimen. Un año después del golpe de 1936, dos guardias civiles a la caza de varios fugados fallecen en un tiroteo, lo que desata una feroz represión en este municipio del interior de Lugo. Una lista pone en el punto de mira a 65 inocentes, de los cuales quince son asesinados. Arximiro Rico da clases en una aldea de Baleira, un ayuntamiento vecino, si bien frecuenta la zona y tiene amistades con republicanos del lugar. Su cadáver fue abandonado en el límite entre ambos municipios. “Lo dejaron tirado en el monte para extender la sensación de terror”, explica a Público Sarille, profesor de Historia jubilado.

Era un maestro ilustrado de origen humilde, aunque también un hombre que echaba una mano a sus vecinos: curaba a personas y animales, daba consejos sobre cultivos y repoblaciones forestales, enseñaba las cuatro reglas a niños y formaba a escolantes… “Pasaba por rojo, pero era un republicano centrista seguidor de Manuel Portela Valladares, quien estaba a la derecha de la Izquierda Republicana de Azaña”, matiza Sarille. Tampoco era un ateo, sino un creyente que había desterrado el crucifijo del aula. No daba clases de religión, mas regalaba catecismos a sus pupilos para que los leyesen en sus casas.

Sin embargo, Arximiro encarnaba el progreso. “Hizo una labor sociocultural que trascendía los muros de la propia escuela: creó un coro, un grupo de teatro, una biblioteca circulante… Elementos importantes para un lugar como aquel, muy aislado de los núcleos grandes de población”, afirma Narciso de Gabriel, quien lo describe como “el maestro total”. De hecho, cuando le llegó la muerte, estudiaba Medicina, al tiempo que daba clases mañana, tarde y noche, pues preparaba a bachilleres y a maestros por libre. “Mataron, pues, la esperanza de un futuro mejor para la gente del común”.


¿Por qué lincharon a un hombre bueno? Quizás la respuesta ya haya sido dada. “Ellos pretendían, además de vengarse de un enemigo político, matar esa antorcha de luz y cultura”, asegura el decano coruñés. Cuando dice ellos, se refiere a los poderes fácticos: el cura y, por extensión, el obispado de Lugo; los caciques, agazapados hasta que prendió la mecha de Franco; y los falangistas, una panda de analfabetos de la zona, quienes hicieron valer la fuerza sobre la razón. “Era evidente que la difusión de la cultura contribuía a erosionar esos liderazgos tradicionales”, le explicó De Gabriel a María Antonia Iglesias, quien también habló con su alumno Antón Arias: “Yo creo que si matan a mi padre no lo siento tanto…”.

José María Maravall, en el prólogo de Maestros de la República, señala que detrás del asesinato subyace una campaña sistemática para laminar la política educativa y cultural de Azaña. “Las razones de las ejecuciones eran erradicar el espíritu de la República encarnado en los maestros y en la educación; provocar un miedo generalizado. Esas razones fueron reforzadas por las venganzas”. Porque en la ejecución de Arximiro también hubo motivos personales: además de que los verdugos eran vecinos, y no esbirros llegados de otros lares, él había tenido roces con el cura de San Martín, cuyo hermano era un abogado falangista de tomo y lomo que llegó a ser alcalde de Lugo.

“El cura observa cómo en la escuela aparece un foco de luz que irradia sobre las gentes, funde las tinieblas, despierta las conciencias y hace desaparecer la ignorancia”, escribe Sarille. Arximiro, de algún modo, se convirtió en uno de los nuevos líderes locales que habían desplazado a los estamentos tradicionales. Sin embargo, “ante ellos tenían un clero ultramontano, una jerarquía que creía poseer la verdad absoluta y trataba, en consecuencia y naturalmente, de imponerla”. Así, fue expulsado de la escuela y sustituido por una maestra adepta al franquismo. Recurrió y la autoridad competente terminó dándole la razón, una humillación para sus detractores y un motivo más para llevárselo por delante.

Así, cuando llegó el comunicado oficial que le permitiría reincorporarse a su puesto, ya había sido asesinado. “En el rural gallego, durante la Segunda República había comenzado un proceso de sustitución de notables. Frente a caciques y sacerdotes, brotaron nuevas figuras, como los maestros. Desde ese momento, el enfrentamiento está dado porque él le segó al antiguo régimen la hierba bajo los pies. Y de ahí el odio”, analiza Sarille. “Cuando los liderazgos tradicionales y brutales tuvieron oportunidad de tomarse la revancha, no ahorraron en medios ni en formas”, concluye De Gabriel.

Arximiro, pese a que era consciente de que la guadaña falangista campaba por Montecubeiro, se confió y volvió a casa. O, lo que es lo mismo, a su escuela, aunque no llegó a poner un pie en ella. La última vez que su hermano Gumersindo lo vio, el maestro le dijo: “Me sentenciaron a muerte por haber enseñado a leer a una aldea”.


9/6/17

Anarquistas, terroristas y montajes policiales

Las policías españolas, tan represivas como inútiles, han perdido la credibilidad de la sociedad y en un intento igualmente inútil y chapucero, han pretendido desviar la atención de su ineficacia y de todas las barbaridades que acumulan, creando un guión de película de serie B, en el que ellos eran los héroes que libraban a ¡Egpaña! del monstruo que solo existe en sus enfermas mentes, esperando ser aclamados como los héroes del pueblo a la vez que desacreditaban los crecientes movimientos populares de repulsa al estado, sus instituciones y sus métodos.
 Como no podía ser de otro modo, la han vuelto a cagar.
Resultado de imagen de robocop con  niños
expectativas oficiales
Resultado de imagen de torrente
puta realidad


















El extraño caso de la organización terrorista anarquista sin terroristas ni organización

El reciente archivo del caso Pandora pone en tela de juicio las macro-operaciones de los Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional para desactivar una presunta organización terrorista anarquista que estaba en condiciones de atentar en España. 




Madrugada del 16 de diciembre de 2014. Exactamente 5:30 a.m. Cientos de agentes de los Mossos d'Esquadra (alrededor de 500) se despliegan en 14 locales y casas de Barcelona, Manresa y Sabadell. Los registros también llegan a un domicilio de Madrid. La operación está dirigida por la División de Información de los Mossos y está coordinada por la Audiencia Nacional. Es la Operación Pandora I. Once personas son detenidas y siete de ellas entran rápidamente en prisión incondicional. Los cargos son durísimos.
El magistrado de la Audiencia Nacional Gómez Bérmudez les atribuye la comisión de delitos de constitución, promoción, dirección y pertenencia a organización terrorista en relación con delitos de tenencia y depósito de sustancias o aparatos explosivos y daños y estragos con finalidad terrorista. La nota de prensa que los Mossos d'Esquadra remiten a los medios hablan de la desarticulación de "una organización terrorista de cariz anarquista a la que se le atribuyen varios atentados con artefactos explosivos”. 

33 personas fueron detenidas en apenas un año acusadas, en su mayoría, de participar de uno u otro modo en una presunta organización terrorista anarquista
Se trata de la primera operación a gran escala contra este presunto terrorismo anarquista implantado en España. Después vendrá la Operación Piñata, en la que serán detenidas 15 personas y cinco entrarán en prisión; y la Operación Pandora II, en la que serán detenidas otras nueve personas. Los cargos y la base de la acusación son prácticamente idénticos: pertenencia a organización terrorista, daños y tenencia ilícita de armas para uso terrorista.
En total, 33 personas fueron detenidas y 12 encarceladas en apenas un año acusadas, en su mayoría, de participar de uno u otro modo en una presunta organización terrorista a la que se acusa de ser el brazo operativo en España de la FAI-FRI (Federación Anarquista Informal-Frente Revolucionario Internacional) y actuar bajo el nombre de Grupos Anarquistas Coordinados (G.A.C.). 
Esta organización terrorista tendría, según describe el auto de la Operación Piñata que envía a prisión a cinco personas, unos 17 miembros activos aunque habría muchos más en su órbita y sería una especie de coordinadora de células terroristas que habrían actuado ya en explosiones como las que tuvieron lugar en la catedral de la Almudena de Madrid y en la basílica del Pilar (Zaragoza) en 2013. 
Estas células -describe el auto- estudiaron "ejecutar un acto delictivo con finalidad terrorista en las fechas próximas al Acto de Coronación de Felipe VI. Asimismo, se señala que estas organizaciones están movidas por "motivos puramente ideológicos" y pueden "atacar todo lo que representa al Estado español, así como a símbolos religiosos o financieros (empresas, entidades bancarias), y con ello, ejecutar los hechos con el afán de subvertir el orden constitucional instaurado en España". Una clara muestra de ello, dice el auto, es la lectura de la obra Contra la democracia. 
En noviembre de 2015, además, llegará otra operación relacionada con las dos anteriores. Arrestan en Madrid a seis jóvenes acusados de formar un peculiar grupo terrorista anarquista y vegano, que rechazaba las drogas y el alcohol, llamado Straight Edge. Uno de los jóvenes, de hecho, pasó hasta 14 meses en prisión de máxima seguridad con la acusación de haber participado en la quema de cajeros.
Estas células -describe el auto- estudiaron "ejecutar un acto delictivo con finalidad terrorista en las fechas próximas al Acto de Coronación de Felipe VI"
Las operaciones policiales ponían fin a una larga lista de advertencias de las autoridades. Apenas unos meses antes, algunos de los principales responsables del país en materia de seguridad advertían de los peligros del anarquismo. El que era director general de la Policía, Ignacio Cosidó, anunciaba que "el terrorismo anarquista se había implantado en España" y que había "riesgo de atentados", mientras que el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, culpaba a los anarquistas de los disturbios de Gamonal. Incluso el diario El País publicó por aquellos tiempos unos informes policiales que señalaban que "el terrorismo ácrata" había copiado (aunque "a otro nivel") la forma de actuar y organizarse de Al Qaeda. El diario de Prisa, de hecho, tituló la información así: El terrorismo anarquista copia a Al Qaeda.
El auto habla de "posibles ilícitos penales relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes o psicotrópicas"; sabotajes bancarios o de la colocación de explosivos en templos religiosos con la finalidad de alterar gravemente la paz pública. La alarma policial se dejó ver en los medios de comunicación. La palabra anarquismo se situó entre las principales noticias del día cada vez que hubo novedades en los casos y siempre asociada a la idea de violencia y terrorismo. 

Ningún condenado

Dos años y medio después del inicio de estas operaciones, absolutamente ninguno de los acusados e investigados ha sido condenado por estas acusaciones. Muy al contrario, la Audiencia Nacional ha dado serios varapalos a las operaciones y a las tesis policiales. En junio de 2016 fue sobreseída la Operación Pandora II y hace apenas una semana sucedió lo propio Pandora I. En los dos autos se especificaba que "pese al tiempo transcurrido no se han averiguado hechos nuevos que puedan ser estimados como indicios suficientes". 
Asimismo, la última persona encarcelada por la Operación Piñata, por la que entraron en la cárcel 11 activistas anarquistas, fue liberada en mayo de 2015. El auto de puesta en libertad, además, fue muy duro con las medidas de prisión provisional decretadas anteriormente. Así, el documento critica que la decisión de encarcelar a cinco de los detenidos se realizó sin reflejar en el texto "indicios racionales de la comisión de una acción delictiva" ni "la "comisión de acciones terroristas de ningún tipo, y en concreto con el GAC, no constando esos supuestos ataques indiscriminados ni se ha producido una situación de grave alteración". 
La última persona encarcelada por la Operación Piñata, por la que entraron en la cárcel 11 activistas anarquistas, fue liberada en mayo de 2015
El auto además resaltaba que ninguno de estos presuntos ataques, además, había imposibilitado la normal convivencia de los ciudadanos ni había provocado una grave alteración de la paz pública. "La escasa intensidad de los hechos atribuidos por la Policía impide hablar de la existencia de una organización terrorista ya que no existe un grupo coordinado, jerarquizado y estructurado; ni las acciones que se les atribuyen tienen finalidad terrorista, sino que, normalmente, suelen responder a protestas concretas", queda reflejado en el documento. 
Por otro lado, no deja de ser curioso que el manual Contra la democracia, descrito en los autos prácticamente como un manual terrorista, no dice nada de nada relacionado con el terrorismo. "El texto contiene la palabra “violencia” 9 veces y en ninguna de ellas haciendo un llamamiento expreso a la misma sino que reflexiona sobre la violencia del Estado o la no-violencia del ciudadano medio o para reflexionar si existiría violencia o no en caso de desaparecer los ejércitos del mundo. La palabra “armada” aparece 3 veces: una para referirse a la Armada Invencible, otra para los zapatistas y otra sobre “la época en que había más lucha armada”. En ningún momento se refieren a acciones violentas o lucha armada. “Sabotaje” no aparece ni una sola vez", señala el abogado Daniel Amelang.
Asimismo, el auto también ataca la presunta integración de estas personas en una organización terrorista. "La vinculación que se lleva a cabo de estos grupos es absolutamente gratuita. (...) No se ha acreditado la existencia de tales grupos (GAC) y mucho menos la pertenencia a los mismos del ahora recurrente. Sus actividades eran absolutamente legales y no tenía nada que ocultar, como lo demuestra el hecho de que conocía que eran objeto de investigación policial", prosigue. 

Una película de ficción con el GAC

¿Pero cómo es posible que hayan pasado por prisión cautelar sin fianza varias personas acusadas de terrorismo y que la Justicia no haya encontrada nada contra ellas? ¿Qué buscaba la Policía? La tesis policial consiste en que los G.A.C. son la rama española de FAI-FRI, organización que sí que está reconocida como terrorista por las autoridades europeas, y que diferentes grupos anarquistas del Estado español sin una relación formal entre sí, sin conocerse, sin adiestramiento previo de ningún tipo, aprendiendo cada uno por su cuenta, sin consignas y sin jerarquías integran esta organización siendo todos ellos responsables de las acciones de los otros. 
Las operaciones policiales contra el anarquismo nacen en el año 2013 tras la explosión de dos artefactos pirotécnicos en La Almudena y la basílica del Pilar
¿Cómo comenzó esta historia? Las operaciones policiales contra el anarquismo nacen en el año 2013 tras la explosión de dos artefactos pirotécnicos en La Almudena y la basílica del Pilar. Los dos ataques fueron reivindicados por el autodenominado Comando Insurrecionalista Mateo Morral y dos ciudadanos chilenos fueron detenidos como responsables de estos hechos: Franscisco Javier Solar y Mónica Andrea Caballero
A partir de ahí, la Policía comienza una labor de seguimiento de las personas que los visitan en prisión y con los que han podido mantener lazos o compartir información. La tesis es que este Comando Insurrecionalista Mateo Morral junto con el resto de organizaciones o colectivos anarquistas con los que tienen relación forman parte de una misma organización terrorista que tiene como fin la "subversión del orden constitucional". La única prueba es que sus miembros mantenían relación entre ellos, establecían contactos y, de vez en cuando, realizaban acciones conjuntas. 

La Audiencia Nacional dicta el fin

La película de ficción de los servicios de inteligencia de la Policía duró hasta que la Audiencia Nacional, en una sentencia ratificada por el Supremo, condenó a los dos ciudadanos chilenos en marzo de 2016 por sendos delitos de lesiones terroristas y daños terroristas, pero los absolvió del delito de integración en banda armada.
La Justicia estableció que la descripción que la Policía hacía de los GAC y de los FAI/FRI no encajaba en ni uno solo de los requisitos establecidos en el Código Penal español para que alguien sea condenado por integración en organización terrorista ni para que la organización descrita, los GAC, pueda ser considerada como terrorista. 
"Una organización horizontal no es una organización", establece la sentencia de la Audiencia Nacional
"Si se considerase a la FAI/FRI-GAC organizaciones terroristas, serían tan defectuosas, incapaces y objetivamente disfuncionales que ni siquiera tendrían relevancia penal. Y es que una organización horizontal no es una organización", establece la sentencia de la Audiencia Nacional, que también recrimina que "no se ha practicado prueba alguna tendente a acreditar que los procesados (...) estuvieran integrados en alguno de los llamados grupos de afinidad de FAI/FRI-GAC", dicta la sentencia. 
Con esta sentencia, los cargos contra los anarquistas comienzan a diluirse cual azucarillo en vaso de agua. Los acusados van saliendo de prisión y las operaciones Pandora I y Pandora II ya han sido cerradas. Los que ayer eran una amenaza real para el terrorismo en España, hoy están en la calle.
Francisco Solar y Mónica Caballero, acusados de colocar un artefacto explosivo en la Basílica del Pilar de Zaragoza en octubre de 2013. EFE

¿Pero cómo es posible?

Fuentes de la Audiencia Nacional, consultadas por Público, sobre esta sentencia explican de la siguiente manera las razones por las que pudo ocurrir el extraño caso de una organización terrorista sin organización ni terroristas: 
"Hay varias causas explicativas. Una, las categorías imprecisas de la ley que propician la intervención anticipada y sin actos, basta la personalidad o peligrosidad de los sospechosos. Dos, la existencia de aparatos burocráticos entrenados en la persecución de delitos de terrorismo local o doméstico, el de ETA, que se han quedado inactivos. Tres, la voluntad de presencia de esos aparatos. Cuatro, el carácter paranoicos propio de los investigadores, que les lleva a construir una realidad desde prejuicios o conjeturas de partida: existe el anarquismo con tendencia a la práctica del terror". 
El abogado Eduardo Gómez Cuadrado, que defendió a parte de los acusados de la Operación Piñata, ofrece una explicación alternativa
"No parece baladí que esta 'causa general' contra el movimiento anarquista haya comenzado su andadura tras unas elecciones europeas que quebraron el bipartidismo y continúe a escasos meses de un nuevo periodo electoral que parece acentuar esa tendencia. Tampoco parece descabellado pensar que se hayan decidió rescatar el viejo fantasma del 'terrorismo anarquista' en un ciclo político como el que estamos viviendo en un Estado español que viene marcado en los últimos cuatro años por un rechazo frontal a la "cultura de la Transición", un cuestionamiento radical de las estructuras políticas tradicionales y de una constatación incuestionable de que vivimos desde hace décadas, si no en un Estado fallido, si al menos en uno útil sólo para una minoría instalada en la corruptocracia".

6/6/17

El azar no existe en el universo.

 El número de pétalos de una flor o la espiral de una galaxia se desarrollan de acuerdo a una proporción matemática. Nada está creado al azar, el azar no existe en un universo perfectamente ordenado, el azar no crea una formula matemática y las mantiene en todo cuanto contiene.
La incapacidad de comprender y la soberbia para aceptarlo llevan a algunos estudiosos a afirmar que todo en el universo es caos y fruto del azar. Su ceguera se ha vuelto dogma científico.

Vídeo: FIBONACCI: La Espiral DIVINA | ¿Casualidad?

1/6/17

Desmontemos el 92

La Expo´92 vendía algo muy diferente a lo que realmente representaba. Eso no impidió que miles de catetos Egpañoles y extranjeros la visitaran, tampoco se pudo impedir que mucha gente la denunciase aunque, como de costumbre, el estado puso bastante empeño en ello.


Vídeo: PROHIBIDO VOLAR, DISPARAN AL AIRE (Documental completo sobre la manifestación en Sevilla de 1992)